Santa Catalina de Suecia

Santa Catalina de SueciaCatalina de Suecia, era la segunda de los ocho hijos de Santa Brígida, una gran mística sueca que influyó tanto en la historia, en la vida y como en la literatura de su país. Nació alrededor del año 1331 fue educada por las monjas de Riseberga. Contrajo matrimonio con el conde Egar Lyderson van Kyren.

Brígida, su madre, tuvo la revelación de fundar la Orden del Santísimo Salvador y viajan juntas a Roma. Cuando Catalina tiene planes de regresar a su casa junto al esposo, Brígida comunica a su hija otra revelación, la de que ha muerto su yerno. Entonces Catalina sufre una depresión de la que sale gracias a la ayuda de la Virgen y entonces decide llevar con su madre una vida de oración y mortificación. Viajan a Tierra Santa.

En 1373 muere ya en Roma Brígida y Catalina da sepultura a su madre en la iglesia de san Lorenzo. El traslado del cuerpo en cortejo fúnebre hasta Suecia es una continua actividad misionera por donde pasa. Catalina habla de la misericordia de Dios que espera siempre la conversión de los pecadores; va contando las revelaciones y predicciones que Dios hizo a su santa madre.

Söderkoping es el lugar patrio que recibe la procesión en 1374 como si fuera un acto triunfal. Se relatan conversiones y milagros que se suceden hasta depositar los restos en el monasterio de Vadstena, donde entra y se queda Catalina, practicando la regla que vivió durante veinticinco años con su madre.

Un segundo viaje a Roma durará cinco años; tendrá como meta la puesta en marcha del proceso de canonización de la futura santa Brígida y la aprobación de la Orden del Santísimo Salvador. A su regreso a Vadstena, muere el 24 de marzo de 1381.