San Cirilo de Jerusalén

San-Cirilo-de-JerusalénFue un obispo griego del siglo IV que fue declarado doctor de la Iglesia en 1883. Destaca en el ámbito teológico de la Patrística. Contextualizado en el Concilio de Nicea y en las disputas contra los arrianos. Esto lo llevó en una ocasión a retirarse a Tarso. En ese tiempo, fue oficialmente encargado de vender propiedades de la Iglesia para ayudar a los pobres, al parecer una excusa para apartarlo de enseñar la doctrina nicena y no la arriana en su catecismo.
Más tarde fue exiliado a Jerusalén, hasta la ascensión de Juliano el Apóstata que le permitió regresar. El emperador arriano Valente lo volvió a deportar en el año 367, y posteriormente, participó en el Primer Concilio de Constantinopla (381). En ese concilio, votó por la aceptación del término homoioussios, en referencia a la naturaleza de Dios.