Inicio > SECRETARIADO PARA EL PATRIMONIO CULTURAL > Procedimiento para realizar una intervención en bienes inmuebles

Procedimiento para realizar una intervención en bienes inmuebles

  1. INTRODUCCIÓN
  2. Corresponde al párroco, ayudado por su Consejo de Asuntos Económicos parroquial (cfr. c. 1280), la administración ordinaria de los bienes de la parroquia y cumplir lo prescrito en la legislación canónica (cfr. Estatutos del FCD, a. 6), quedando a salvo el derecho del Ordinario a intervenir en caso de negligencia del administrador (cfr. c. 1279, 1).
  3. En el ejercicio de esta función, los párrocos actuarán con la diligencia de un buen padre de familia, vigilando para que no perezcan los bienes encomendados ni sufran daño (cfr. c. 1284, 1).
  4. Para realizar actos que sobrepasan los límites de la administración ordinaria, es decir, actos que se dirigen a la conservación de bienes de especial valor histórico-artístico, o suponen un coste superior a los 6.000 €, los párrocos deben obtener previamente autorización escrita del Ordinario del lugar (cfr. c. 1281, 1).
  1. SOLICITUDES DE AUTORIZACIÓN PARA LOS ACTOS DE ADMINISTRACIÓN EXTRAORDINARIA
  2. Cuando un párroco o institución diocesana ve la necesidad de construir, restaurar o reparar templos, casas u otros bienes parroquiales, que suponen actos de administración extraordinaria, debe dar los siguientes pasos:
    1. Consultar con el Arquitecto del Obispado, que le asesorará convenientemente y emitirá un informe de la visita realizada.
    1. Partiendo de este informe, el párroco deberá presentar en la Secretaría General del Obispado, a través de su Vicario Territorial:
  3. Una solicitud razonada al Obispo, con inclusión de memoria, proyecto y presupuesto “estimado” de ejecución.
  4. Un informe sobre el modo de financiación del proyecto. Si solicita ayuda económica del FCD, deberá contar con el conocimiento previo del Vicario Territorial correspondiente.
    1. Esta documentación será estudiada por la Comisión de Obras del Obispado, y por el Consejo de Asuntos Económicos de la diócesis, en sus reuniones periódicas. Lógicamente, si la intervención es urgente, este paso se cursará con la mayor brevedad posible.
  • Cuando se trata de obras especialmente voluminosas, por lo que se refiere al proyecto de arquitectura y a su coste económico, conviene actuar con la debida prudencia. Contando con el asesoramiento del Arquitecto del Obispado, se elaborará el “proyecto”, con el que se obtendrá licencia de obras, y en el que vendrá descrita la correcta ejecución de la misma.
    • Entre los documentos que forman parte del “proyecto”, se reflejará la medición y el presupuesto necesario para la licitación de obras, con el IVA correspondiente.
    • Serán necesarias, al menos, tres ofertas, que se estudiarán y valorarán pormenorizadamente por la Comisión de Obras del Obispado, de acuerdo con el párroco, con el fin de elegir a la empresa adjudicataria de las obras que más convenga.
    • El presupuesto de la empresa adjudicataria (Presupuesto de Contrata) será la suma de:
  • Presupuesto de ejecución material (PEM).
  • Gastos generales (GG).
  • Beneficio industrial (BI).
  • Partida de imprevistos.
  • Y el IVA correspondiente.
    • El presupuesto final de las obras a ejecutar deberá incluir:
  • Presupuesto de la empresa adjudicataria de las obras (Presupuesto de Contrata).
  • Presupuesto de la dirección de ejecución de las obras y coordinación de seguridad y salud (en caso de que sea necesario).
  • Tasas de licencias.
  • Costes de los estudios previos (estudios de seguridad y salud, informes, etc.) necesarios para la correcta ejecución de las obras (en caso de que sea necesario).
  • Todos los presupuestos tienen que reflejar el IVA correspondiente.
  1. CONCESIÓN DE AYUDAS DEL FCD
  2. El FCD canalizará las ayudas y préstamos a las parroquias (o instituciones) para la construcción, restauración y reparación de templos, casas y bienes parroquiales. Al tal efecto, en el presupuesto anual del FCD se establece la cantidad con la que se atenderán dichas necesidades (Estatutos del FCD, a. 9).
  3. Estas ayudas podrán consistir, según los casos y necesidades de la institución solicitante, en:
  4. Préstamo, total o parcial, sin ningún interés.
  5. Subvención, total o parcial, a fondo perdido.
  6. Para las obras no urgentes, la solicitud de ayuda del FCD deberá presentarse, como muy tarde, en el mes de diciembre del año anterior al que se prevé que se realizará la obra, para que la misma pueda estar debidamente presupuestada.
  7. Para la concesión de tales ayudas será indispensable el cumplimiento de los siguientes requisitos:
  8. Estar al corriente de la contribución al FCD.
  9. Haber presentado las cuentas correspondientes al año anterior.
  10. El Obispo diocesano, oído el parecer del Consejo de Asuntos Económicos, determinará qué solicitudes son atendidas con cargo a la cantidad establecida para ayudas en el presupuesto del FCD.

Descargar el documento en PDF