“Vale la pena gastar la vida para que Jesucristo sea conocido y amado”

El Sr. Obispo ha presidido este domingo en el templo principal de la Diócesis el envío de los grupos y familias que en las próximas semanas partirán de misión para dar testimonio y anunciar la alegría del Evangelio

Ante unas naves repletas de fieles, Mons. Demetrio Fernández ha presidido en la Catedral el envío misionero de los grupos y familias que saldrán de la diócesis de Córdoba a dar testimonio y anunciar a Jesucristo por todo el mundo. Procedentes tanto de distintas parroquias, como de la Delegación diocesana de Misiones y del Camino Neocatecumenal, serán más de una treintena las personas que salgan de la diócesis a diversos rincones del mundo.

En la celebración han estado presentes numerosos sacerdotes que han querido acompañar a este grupo de fieles a quiénes el Obispo ha elogiado por su valentía y su disponibilidad para servir a la Iglesia. “Id al mundo entero y predicad el Evangelio porque la fe se fortalece dándola”, ha aclamado el pastor de la Diócesis.

En su homilía, Mons. Demetrio Fernández  ha recordado también que “es el Espíritu Santo el que nos fortalece cada día y nos envía a la misión como hizo con los apóstoles” y gracias a él se siguen suscitando tanto vocaciones como personas dispuestas a dejarlo todo por la Iglesia. “Vale la pena gastar la vida para que Jesucristo sea conocido y amado”, ha indicado.

La diócesis de Córdoba cuenta con más de 200 misioneros repartidos por todo el mundo, anunciando que Cristo está vivo y llevando el consuelo de la fe. “La Iglesia no es sólo cuatro paredes, sino universal y hablar de Jesucristo es lo único que tiene en sus manos”, ha recordado. Asimismo, les ha expresado su cariño a todos: “Sois para nosotros un ejemplo y volveréis algún día habiendo recibido más de lo que habéis dado”. Especialmente, se ha dirigido a las familias felicitándolas por haber sido más fuerte el amor de Dios en su corazón que todo lo que les rodea.

La celebración ha culminado con la bendición del Obispo a todos los que van a realizar su misión “ad gentes” y la entrega de una cruz para que les acompañe en su camino.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES