Un grupo de iraquíes visita la Diócesis de Córdoba

Mons. Demetrio Fernández ha mantenido un encuentro con obispos de la Diócesis de Mosul y los seminaristas.

“Estamos en presencia de una Iglesia que es perseguida. Ellos son testigos de la fe cristiana”, ha destacado el Sr. Obispo en el encuentro con el grupo de iraquíes que permanecerá en nuestra Diócesis los días previos a la Jornada Mundial de la Juventud.

Los 18 seminaristas procedentes del seminario San Efrén de Mosul (Iraq) junto con el Arzobispo siro-católico de Mosul, Mons. Yohanna Petrus Mouché y el Obispo Emérito de la misma, George Casmoussa se han entrevistado con Mons. Demetrio Fernández esta mañana, en el Palacio Episcopal.

El Arzobispo de Mosul ha explicado que en el norte de Iraq hay actualmente unos 40.000 católicos y un total de 24 sacerdotes, además de distintas órdenes religiosas mixtas que provienen de diferentes ritos pero cuya obediencia es pontificia.

Asimismo, han expuesto que más del 50% de los cristianos hasta el año 2003 han emigrado, bien al interior del país o al extranjero. Éste es uno de los principales problemas, la Iglesia no anima a esta emigración pero los hechos como el terrorismo sí lo determinan han afirmado.

Posteriormente, Mons. Yohanna Petrus Mouché ha hecho entrega al D. Demetrio Fernández de un icono del Buen Pastor y éste le ha regalado una escultura de San Juan de Ávila, unos dvs sobre la vida del Santo Maestro, y una estampa de San Rafael, el custodio de Córdoba.

Finalmente, el grupo de iraquíes ha ido junto al Obispo de Córdoba a visitar la Santa Iglesia Catedral.