Tercera jornada de la Cruz en la Diócesis

La Cruz de los Jóvenes y el Icono de la Virgen sigue en la provincia de Córdoba. Mons. Demetrio Fernández está presidiendo todos los actos que se están llevando a cabo.

A diferencia de los dos días anteriores, el símbolo por excelencia de toda Jornada Mundial de la Juventud disfrutó de un día soleado en la provincia de Córdoba. Tras pasar la noche en el Monasterio de las Carmelitas Descalzas de San Calixto, a las 6 de la mañana el Sr. Obispo presidió la Eucaristía con la que se iniciaba la tercera jornada de la Cruz en la Diócesis. En la homilía, D. Demetrio Fernández animó a las religiosas a pedir por la Santidad de los sacerdotes y recordó que las Jornadas Mundiales de la Juventud "son un semillero de vocaciones tanto para el sacerdocio como para la Vida Consagrada".
POSADAS Y ALMODÓVAR DEL RÍO
Puntual a su cita, la Cruz de los Jóvenes llegó a Posadas a las ocho de la mañana, portada en procesión por alumnas del Colegio Yucatal que quisieron venerarla en la explanada del centro junto a Mons. Demetrio Fernández y al sacerdote de la localidad, Jesús Enrique Aranda, antes de salir en dirección a Almodóvar.
Desde la parte alta del pueblo fue llevada a hombros hasta la parroquia, pasando por el Colegio Parroquial, en el templo tuvo lugar la oración litúrgica de Laudes y al finalizar la oración todos los fieles pudieron besar la Cruz.
CAÑETE DE LAS TORRES
Además, la Cruz no quiso olvidarse de los afectados por la última riada acontecida en Cañete de las Torres, en la que perdió la vida una persona. Por ello, estuvo presente en la zona más perjudicada, donde los fieles habían preparado un altar para la ocasión. Más de 300 personas asistieron a la cita con la Cruz del Beto Juan Pablo II, en la que Mons. Demetrio Fernández les animó a mirar la Cruz “como símbolo de esperanza para salir adelante de esta catástrofe” y a ejercitarse en la Caridad unos con otros en estos difíciles momentos que estaba viviendo el pueblo. Seguidamente, los fieles, emocionados, cantaron el Himno de la Virgen del Campo para despedirla.
BUJALANCE
“Sí, sí, sí, la Cruz está aquí” gritaban los jóvenes de Bujalance y de los pueblos de alrededor ante la llegada de la Cruz. Junto a estos miles de fieles, también la esperaban los sacerdotes del arciprestazgo del Alto Guadalquivir, que le dieron la bienvenida a la localidad en la parroquia de la Asunción.
Derrochando alegría y entusiasmo, los alumnos de los centros bujalanceños acompañaron a la Cruz en procesión hasta el Colegio de la Sagrada Familia, donde el Sr. Obispo invitó a todos a acudir al perdón que Jesús nos concede y que nos limpia el corazón y el alma a través del Sacramento de la Penitencia.
VILLANUEVA DE CÓRDOBA
La Cruz DE LOS JÓVENES se despidió de Bujalance entre banderas vaticanas a media tarde para recorrer Villanueva de Córdoba. Con fervor y alegría, los habitantes de la localidad y los municipios de alrededor portaron la Cruz por las calles del pueblo, recorriendo las parroquias en Vía crucis. Desde San Sebastián, pasando por la casa de las religiosas Obreras del Corazón de Jesús, parroquia de San Miguel, donde fue recibida por los ancianos; hasta la calle Herradores. Después de atravesar la localidad, llegó al punto final, la parroquia de Cristo Rey. Durante el recorrido por las calles de Villanueva hubo también lugar a la emoción cuando en los dos centros de la fundación PROMI, los residentes y personal dedicaron unas emotivas y piadosas palabras en los altares que habían preparado para que la Cruz hiciera un alto ante sus casas.
POZOBLANCO
En todos los pueblos la Cruz había sido recibida con gran expectación pero nada comparable al recibimiento dado en Pozoblanco. Miles de fieles acogieron la Cruz en la Avenida Villanueva de Córdoba donde el alcalde dirigió unas extraordinarias palabras a todos los asistentes, a las que correspondió el Sr. Obispo, interrumpido con aplausos en varias ocasiones. “Cristo, nos espera en Madrid. Abrir las puertas a Cristo. Esta es la Cruz que el Papa Juan Pablo II entregó a los jóvenes, miles y millones de abrazos y besos de jóvenes de todo el mundo adornan esta Cruz de vida y gozo. Signo del Amor de Dios a los hombres. Rezad a la Virgen María, a Cristo por Ella”.Según fuentes de la Policía Local más de 5000 personas de Pozoblanco y pueblos del arciprestazgo han seguido la procesión de la Cruz acompañada por la Banda Municipal de dicha localidad que interpretó marchas procesionales. Muy bien organizada y con bastante representación de movimientos como hermandades, Camino Neocatecumenal, Adoración Nocturna, etc.
El Vía Lucis concluyó en la Parroquia de Santa Catalina donde los miles de fieles tuvieron la oportunidad de adorar la Cruz. También aquellos que vinieron de Añora y que en el recorrido habían montado un altar de flores en honor de la Cruz y los de Dos Torres… así todos los pueblos del Arciprestazgo.
HINOJOSA
En Hinojosa finalizaba una maratoniana e intensa jornada. Por primera vez la Cruz llegó con retraso a una localidad. Allí cientos y cientos de hinojoseños esperaban con nerviosismo la Cruz. Tal era la emoción, que en masa se lanzaron sobre la Cruz iniciándose una procesión que como un río de plegarias y oraciones nos llevó hasta la Catedral de la Sierra donde tuvo lugar una celebración de la Palabra. Tras la adoración de la Cruz por los fieles, ésta fue trasladada con mucho fervor y devoción al Monasterio de la Concepción de las Madres Concepcionistas. Allí permaneció en vigilia de oración toda la noche hasta al día siguiente que partía tras la celebración de la Eucaristía que presidió Mons. Demetrio Fernández.