SOS del Banco de Alimentos Medina Azahara

La demanda de productos en el Banco de Alimentos Medina Azahara crece proporcionalmente con la crisis que padecemos.

A pesar de los Fondos Fega procedentes de la UE que en sus 4 fases alcanzan los dos millones de kilos de alimentos, de los fondos FAGA de excedentes agrícolas que vienen a ser un camión semanal de frutas y verduras, de las mas de 100 operaciones kilo desarrolladas en supermercados y grandes superficies de Córdoba y provincia, la realidad es que las estanterías del Banco de Alimentos Medina Azahara están bajo mínimos.

Es en las operaciones kilo donde la carencia es más acuciante y urgente, porque la cercanía a los necesitados es mayor por su frecuencia e inmediatez. La labor de los voluntarios se diluye en una demanda que la realidad apremiante de la crisis, del paro, del agotamiento de las reservas familiares alcanza cotas desconocidas hasta ahora y en constante aumento.

El Banco de Alimentos Medina Azahara se ve obligado una vez más a solicitar a los cordobeses un refuerzo de su ya demostrada capacidad solidaria, e insistir en la demanda de productos básicos como aceite, azúcar, leche, legumbres, alimentación infantil para poder seguir atendiendo con regularidad a las más de doscientas instituciones asistenciales y de beneficencias que acuden a las instalaciones del Banco de Alimentos en Mercacordoba.

Los canales de colaboración son variados. Desde la participación generosa en las Operaciones Kilo, a la aportación de alimentos que el Banco puede pasar a recoger con sus propios medios, a excedentes alimentarios de industrias y distribuidores y donaciones de empresas.

Urge incrementar el esfuerzo solidario porque la crisis no perdona y porque las estanterías del Banco de Alimentos, como de otras instituciones, no dan abasto para cumplir con su misión.