“Solo Dios sabe el bien que nos hace a todos esta peregrinación”

Los delegados de juventud hacen una reflexión sobre la XXIV Peregrinación Diocesana a Guadalupe

 

Acabamos de aterrizar hace tres días escasos de la XXIV Peregrinación diocesana de jóvenes ante las plantas de la Virgen de Guadalupe los pasados días 18, 19 y 20 de octubre. Tres días llenos de gracia que han supuesto una auténtica bendición de Dios. Más de 1.300 jóvenes hemos salido de Córdoba al encuentro con la Virgen. Esta supone la Peregrinación más multitudinaria de todas las que hemos tenido en la Diócesis.

Las jornadas comenzaban el pasado viernes 18 de octubre con la Eucaristía de envío en la Santa Iglesia Catedral donde se nos animaba a todos, por parte de nuestro Obispo, especialmente a los jóvenes, a ser misioneros entre los nuestros y anunciarles que Jesucristo está vivo y nos quiere vivos. Monseñor Demetrio Fernández estuvo durante todo el fin de semana acompañando a los peregrinos, animándolos en la misa de despedida en la Basílica de Nuestra de Guadalupe, a invitar a otros jóvenes a que participen el año que viene de esta experiencia.

Ha habido muchos momentos para la oración, la reflexión y la catequesis. Asimismo, muchos jóvenes, después de años alejados, se han acercado a recibir el Sacramento de la confesión y celebrar el Sacramento de la Eucaristía.  ¡Cuántas gracias derramadas por la intercesión de la Virgen! Sólo Dios sabe el bien que nos hace a todos esta peregrinación.

Y el próximo año celebraremos el XXV aniversario. Desde la Delegación de Juventud ya estamos dándole vueltas a esta efeméride que no queremos que se quede sólo en los días de la Peregrinación.

Rafael Romero Ochando y Jesús Linares Torrico

Delegados Diocesanos de Juventud

COMPARTIR EN REDES SOCIALES