Solemnidad de San Pelagio

El pasado 26 de junio en la capilla del Seminario Mayor San Pelagio.

sanpelagiobuenaDecenas de seminaristas mayores y menores de los Seminarios Mayor y Menor San Pelagio y del Seminario Redemptoris Mater celebraron la solemnidad de San Pelagio y la clausura del curso 2008-09 con una Eucaristía, presidida por D. Juan José Asenjo, y concelebrada por numerosos sacerdotes.

El Sr. Obispo comenzó la homilía destacando “que San Pelagio supo ser fuerte y prefirió seguir al Señor hasta la muerte, antes que mancillar su pureza. Prefirió seguir al Señor antes que renegar de su fe”. Por eso, “San Pelagio es modelo para nosotros, los seminaristas de hoy y de siempre”.

Dirigiéndose a los seminaristas, manifestó que está seguro “de que en este curso habéis crecido en el conocimiento del Señor, de las realidades de nuestra fe, del misterio de Jesús (…); y también habrá sido rico en vida interior y en proceso espiritual; de que habéis avanzado en vuestra amistad y fidelidad con el Señor”. También, D. Juan José Asenjo “dio gracias a Dios por los Seminarios de Córdoba, bien orientados y serenos, donde se cultiva con seriedad y hondura la vida espiritual, con un claustro de profesores fieles al Magisterio de la Iglesia, que viven la comunión de la Iglesia en el plano doctrinal y en el plano disciplinar”. Por ello, reconoció “que es un gozo y una alegría grande”.

Finalizó la homilía, pidiendo al Señor “que estas vacaciones sean para todos, mayores y pequeños, un tiempo de gracias en el que volváis otra vez más revitalizados y más decididos a entregaros definitivamente al Señor, al servicio de la Iglesia y de nuestros hermanos”.