Sentido del Día, Jueves Santo

Así aconseja San Juan de Ávila en el “Audi Filia” vivir espiritualmente el Jueves Santo:

“El jueves, no le podemos quitar su misterio muy excelente: conviene saber cómo el Hijo de Dios con profunda humildad lavó los pies a sus discípulos y después les dio su Cuerpo y Sangre en manjar la vida mandándoles a ellos y a todos los sacerdotes que habían de venir que “hiciesen lo mismo en memoria suya” (Lc 22, 9).

“Hállate pues, presente en aquel lavatorio admirable y en tan excelente convite y espera en Dios que no saldrás sin lavar ni muerta de hambre” (Audi Filia 73).

Éste es el sentido del día dado ya hace quinientos años por el próximo Doctor de la Iglesia. Así explicaba y esperaba el sentido de lo que él mismo vivía y celebraba como lo venía haciendo la Iglesia desde siempre.

Este Jueves Santo de 2012 viene marcado por San Juan de Ávila en su año de proclamación doctoral.

Hay que evangelizar de nuevo como él, con palabras de ayer hoy y siempre, como es Jesucristo: el mismo ayer hoy y siempre.