El Papa y los peregrinos en el segundo día en Río de Janeiro

Tras ser recibido por una multitud de jóvenes, el Papa dedicó la segunda jornada de la semana a recibir algunas visitas. Hoy oficiará una misa en el Santuario de Ntra. Sra. de la Concepción Aparecida.

Misa en Copacabana

El papa Francisco cumplió el martes su agenda interna en Río de Janeiro, en el marco de su segundo día de visita a Brasil para participar de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El pontífice no programó ninguna actividad pública y aprovechó el día para descansar en la residencia oficial de la Arquidiócesis de Río, en Sumaré.

Tras su llegada y su recorrido en papamóvil por las calles del centro de Río, el pontífice también recibió a las autoridades en el Palacio Guanabara, sede del gobierno del estado.

Misa en Copacabana

Sin la presencia del Papa Francisco, en la emblemática plata de Copacabana, pasada la media tarde, se celebró una misa inaugural de la JMJ, oficiada por el arzobispo de Río, don Orani Tempesta, y ante la presencia de más de un millón de personas.

Hoy miércoles, el Santo Padre se dedicará de lleno a la Jornada Mundial de la Juventud. Acudirá al Santuario de Ntra. Sra. de la Concepción Aparecida, donde celebrará l santa misa. Después, almorzará con los obispos y los seminaristas de la provincia en el Seminario del Buen Jesús de Aparecida. Por la tarde, visitará el hospital de San Francisco de Asís, en el que se encuentran jóvenes en rehabilitación por el consumo de drogas.