Se eleva la ayuda de Manos Unidas para atender a las víctimas de Nepal

Envía 48.000 euros de fondos propios, para contribuir a la puesta en marcha de campamentos sanitarios.

Las víctimas del devastador terremoto, que ha sumido en el caos y la desesperación a la población de Nepal, no cesan de aumentar. Se han contabilizado ya más de 5.000 muertos y la cifra podría superar las 10.000 víctimas, según el primer ministro, Sushil Koirala. Los daños materiales son incalculables. Los medios hablan ya del altísimo precio que supondrá la reconstrucción del país (un 20% de su Producto Interior Bruto).

Como siempre, las muestras de solidaridad no se han hecho esperar. Tras el devastador terremoto, numerosas organizaciones no gubernamentales se han movilizado para socorrer al pueblo nepalí. Entre ellos, nuestro socios locales del estado indio de Uttar Pradesh, y concretamente desde las Diócesis de Gorakhpur y Varanasi, las más cercanas a la zona afectada, por estar muy próximas a la frontera nepalí.

La atención médica a los afectados es prioritaria en estos momentos, por lo que la primera acción que se va a llevar a cabo es establecer una serie de campamentos médicos y de atención psicológica a las víctimas. Para ello, la Organización Nacional de Salud Católica de India (CHAI) quiere trasladar equipos y material médico al valle de Katmandú y desplazarán un equipo de 10 voluntarios (2 médicos, 4 enfermeras y 4 trabajadores sociales) para atender a unas 5.000 personas afectadas por la catástrofe.

CHAI ya ha intervenido en desastres naturales como las inundaciones de Andhra Pradesh, el ciclón de Orissa, el terremoto de Gujarat y el tsunami, con especial dedicación a proporcionar ayuda médica y psicológica.

Acción de emergencia de Manos Unidas

En una primera acción de emergencia, Manos Unidas consiguió recaudar 30.300 euros para ayudar a unas 430 familias, cerca de 2000 personas en total. Esta ayuda fue enviada a los socios locales de la India cuyo responsable era el claretiano George Kannanthanam fundador y director de una organización llamada “Global Vision. Manos Unidas envió fondos para la adquisición de tiendas de lona, baterías solares para los móviles y luz, y kits de emergencia de primeros auxilios.

En una segunda acción de emergencia Manos Unidas ha enviado 48.000 euros, de fondos propios, para contribuir a la puesta en marcha de campamentos sanitarios.

El objetivo del nuevo proyecto es la atención inmediata a las víctimas del terremoto de Nepal a través de las siguientes acciones:

-Se habrán organizado 20 campamentos médicos para los próximos dos meses, que se desplazarán según las necesidades.

-3.000 personas habrán recibido tratamiento médico durante los dos meses previstos

-Se habrá proporcionado agua potable a 5.000 personas en los campamentos

-Se habrá dado apoyo psicológico a 5.000 víctimas, especialmente niños.

Actividades del proyecto:

Compra de material: medicinas, agua potable, tiendas de campaña, lámparas solares

Selección de voluntarios: se organizarán equipos de 10 personas (dos médicos, 4 enfermeras y 4 trabajadores sociales)

Desplazamientos al terreno de los voluntarios.

Haz tu donativo:

0237.0418.70.9150504489