Histórica salida de San Vicente Ferrer en Cañero

La procesión extraordinaria en el VI Centenario de la muerte del Santo coincidió además con la salida del Corpus y de la Virgen Niña

La parroquia del barrio de Cañero vivió el pasado fin de semana una jornada muy especial. No sólo se adelantó la procesión del Corpus que se viene celebrando tradicionalmente en la Octava del Corpus, sino que por primera vez, recorrió las calles del barrio la imagen de San Vicente Ferrer junto a la de la Virgen Niña, concluyendo así los actos que se han celebrado para conmemorar el VI Centenario de la muerte del Santo.

Pasadas las ocho de la tarde, tras la celebración de la misa, comenzó la procesión por las calles del barrio con un cortejo formado por más de 200 personas.

“Fue algo sencillo, pero muy bonito y especial”, comentó el párroco, Pablo Garzón, recordando la estampa inédita que se mostró en Cañero donde se pudo ver también acompañando al Santo, a la Virgen Niña, tras el paso de San Vicente, portada a hombros por niños de la parroquia, y al Corpus, que fue haciendo parada en cada uno de los ocho altares preparados por los vecinos y en los que se rezó el Padre Nuestro.

Los tres pasos continuaron su camino por el barrio hasta regresar a su templo ya bien entrada la noche.