San Adriano mártir

En Cesarea de Palestina, san Adriano o Adrián, es un mártir que sufrió la persecución en época del emperador Diocleciano. Sucedió que en el día en que solían celebrarse los festejos de la Fortuna de los Cesarienses, por mandato del procurador y por su fe en Cristo fue arrojado ante un león y después degollado a espada.