“Sacerdotes, don de Dios para el mundo”

Éste es el lema con el que se celebra el Día del Seminario el próximo 19 de marzo.

Coincidiendo con la Solemnidad de San José, la Iglesia celebra el Día del Seminario. Por ello, el Sr. Obispo ha dedicado su Carta Pastoral de esta semana a explicar por qué el sacerdote es un don de Dios para el mundo.
El Día del Seminario abre la oportunidad a todos los fieles cristianos de ofrecer el afecto y el reconocimiento a quienes mañana les servirán como presbíteros, encomendándolos al Buen Pastor, colaborando con generosidad en las necesidades de su formación y alentándolos siempre.
El Sr. Obispo, en su Carta Pastoral, ha manifestado que debemos elevar continuamente nuestra mirada a Dios para pedirle muchos y santos sacerdotes: “Rogad al Dueño de la mies que envíe trabajadores a su mies” (Mt 9,38).
También, ha afirmado que las vocaciones brotan donde hay un clima de amor intenso a Jesucristo y un deseo de colaborar en su obra redentora, donde se cultiva el amor y la devoción a la Virgen María, donde se abre el horizonte misionero de la Iglesia universal superando los particularismos donde uno se mueve.
Asimismo, Mons. Demetrio Fernández ha asegurado que Dios ha bendecido nuestra diócesis de Córdoba con un buen número de vocaciones al sacerdocio, pero necesitamos muchas más. "No podemos dormirnos en los laureles de lo ya recibido, pues las bendiciones de Dios son promesa de nuevos dones, si sabemos recibirlos con gratitud y compartirlos con generosidad. Demos gracias a Dios y a tantas personas que colaboran en esta obra de las vocaciones", ha señalado.

 
Carta Semanal del Sr. Obispo sobre el Día del Seminario