Recordamos los mejores momentos del curso

De septiembre a julio, la diócesis ha vivido numerosos acontecimientos que han marcado la historia y el corazón de los fieles.

9SEPTIEMBRE

Comenzamos en el mes de septiembre, con la celebración de La Fuensanta. Una festividad que dio el pistoletazo de salida a lo que posteriormente, ha sido un curso repleto de eventos. En esta ocasión, la imagen de la Virgen no sólo recorrió las calles del popular barrio cordobés, sino que se trasladó hasta la Catedral. Allí, fue recibida por el Obispo y multitud de fieles. Y hablando de festividades, en la de la Merced, fue la Pastoral Penitencia la que estuvo de enhorabuena, ya que en este día recibió el premio al mérito Penitenciario.

Siguiendo con otra de las citas destacadas de la Diócesis, nos centramos ahora en la Acción Católica General, un instrumento de unidad y coordinación de los grupos seglares presentes en las parroquias. Y es que por primera vez, tras el deseo del Obispo de unir a los fieles laicos de las parroquias, se convocó una asamblea diocesana de Acción Católica General, a la que asistieron más de 200 personas de 50 parroquias de la diócesis.

La Diócesis vivió una jornada emblemática también con la bendición del nuevo colegio Trinidad, una muestra más de la preocupación de la Iglesia por la enseñanza. El Obispo fue el encargado de bendecir las instalaciones en un acto en el que estuvieron presentes las autoridades diocesanas y del mundo socio-político cordobés. Con esta grata noticia, comenzaba el curso la Fundación diocesana de Enseñanza “Santos Mártires de Córdoba”. Un curso que también comenzaba el Seminario “San Pelagio”, con 11 nuevos en el Mayor y 9 en el menor.

Y cerramos el mes de septiembre de la mano de san Juan de Ávila, que una vez más atrajo la atención de cientos de fieles, gracias al curso sobre el Maestro que se llevó a cabo en el Obispado los días 29 y 30 y que trajo consigo la visita del Cardenal Müller, prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe, entre los seis ponentes de renombre que participaron.

OCTUBRE

Seguimos el año y comenzamos el mes de octubre con una celebración histórica: el 775 aniversario de la consagración de la Catedral, antigua Mezquita. Un aniversario que presentó un gran electo de citas para su conmemoración, que no sólo atrajo la visita de alumnos y profesores de los colegios de la Fundación para celebrar en su interior una misa; sino que además, organizó otras actividades como la exposición “Teno y el Arte Sacro” en el patio de los Naranjos; un concurso de pintura rápida y otro de fotografía. Estos fueron algunos de los actos a los que asistimos. Actos en la Catedral como también el de la apertura del Año jubilar de Santa Teresa, donde los fieles pudieron obtener indulgencia plenaria.

En otro orden de cosas, también se celebró la primera reunión del curso del Consejo de Laicos, el día 11 en la casa de espiritualidad San Antonio. Allí, los representantes de este Consejo junto al Obispo trataron el Sínodo de la Familia.

Y una vez, fueron los jóvenes los que pusieron el broche final a este mes con una de las citas más aclamadas: la Peregrinación al monasterio de la Virgen de Guadalupe.

Más de 700 jóvenes asistieron a esta peregrinación, que ya alcanza su décimo novena edición, y que llevó por lema “En tiempos recios, amigos fuertes de Dios”.

NOVIEMBRE

Llegamos al mes de los Santos, noviembre. Un mes en el que queda constituido el nuevo Consejo del Presbiterio tras cuatro años; un órgano de representación de los sacerdotes de la Diócesis que tiene como misión ayudar al Obispo en sus decisiones de gobierno y buscar el bien de todo el pueblo de Dios.

Tras esto, nuevamente la Catedral vuelve a ser la protagonista, ya que en ella tuvieron lugar los principales actos del mes de noviembre, como por ejemplo el multitudinario encuentro de la Escuela Católica. Fueron más de 5 mil las personas que acudieron al encuentro de la escuela católica en la Catedral, celebrando no sólo el 775 aniversario, sino la vitalidad de fe, de carismas y de esperanza que supone la Escuela Católica para toda la Diócesis. También, el 23 de noviembre, la urna con los restos de los santos mártires cordobeses procesionaron hacia la Catedral después de 75 años sin hacerlo. Y conmemorando el año de la Vida Consagrada, se celebró la misa de apertura de este Año en la Diócesis, donde actualmente hay 23 monasterios de clausura, 15 congregaciones masculinas y 35 femeninas. En esta misa de apertura estuvieron unos 270 consagrados. Y hablando de apertura, también volvió a abrirse la Torre Campanario de la Catedral, una acto que acaparó numerosas miradas.

Finalmente, los catequistas también protagonizaron otra de las citas de noviembre con el Encuentro diocesano de catequistas en el colegio de la Salle, para presentar el nuevo catecismo “Testigos del Señor. Allí estuvieron más de 200 catequistas.

DICIEMBRE

Cerramos el año de forma dulce. En el puente de la Inmaculada, una vez más, el Palacio Episcopal acogió la muestra de dulces conventuales y la Diócesis presenciaba la ordenación de 5 nuevos diáconos, cuatro del Seminario San Pelagio y uno del Redemptoris Mater. Además, Cáritas volvía a dejar patente su eficacia y la gran labor que están llevando a cabo cada día. En esta ocasión, abría las puertas de un nuevo restaurante, Tabgha, situado en pleno centro de la ciudad y en el que se creaban  7 nuevos puestos de trabajo juvenil.

ENERO

Damos la bienvenida ahora al nuevo año 2015 con dos multitudinarias celebraciones.

Por un lado, el Patio de los Naranjos se llenó de una marea de gente, más de 4.000 personas, para la entrega por parte del Cabildo, de 3.615 becas a estudiantes de bachillerato, infantil, secundaria, especial y ciclos formativos. Lo que supuso un total de 971.800 euros. Otra iniciativa más para conmemorar el 775 aniversario de la Catedral.

Y por otro lado, Cáritas diocesana cumplió 50 años de su constitución jurídica y canónica al servicio de los más necesitados y últimos de la sociedad. El lema escogido para ello fue: “50 años trabajando con el corazón”. Otros que al igual que el Cabildo, llevaron a cabo numerosas actividades para conmemorarlo.

Y finalmente, en este mes, se celebró un año más el encuentro diocesano de apostolado seglar, en el Obispado, con el lema “Anunciando la belleza del amor familiar”.

FEBRERO

Nos adentramos ahora en febrero con las distintas reuniones que a lo largo del curso pastoral tuvieron los obispos del Sur de España en Córdoba para analizar diversos temas de interés general. Reuniones que como en otras ocasiones, siguen teniendo lugar en la casa de espiritualidad San Antonio.

En otro orden de cosas, la imagen de san Juan Bosco fue trasladada a la Catedral en el día de su festividad, coincidiendo con el bicentenario del nacimiento del fundador de los salesianos. Una multitudinaria procesión por las calles de la ciudad en la que participaron todos los alumnos del colegio salesiano.

Otros que también se hicieron presentes en este mes fueron Manos Unidas y Pastoral Obrera. Por un lado, los miembros de la Delegación de Manos Unidas, presentaron la nueva campaña del año “Luchamos contra la pobreza. ¿Te apuntas?”. Una campaña con la que de nuevo se ponían en marcha para ayudar a los países del Tercer Mundo. Y por otro, Pastoral Obrera, celebró los días 5 y 6 en el Palacio Episcopal, sus jornadas anuales en las que los asistentes de la mano de dos ponentes –el arzobispo Don Juan José Asenjo y el miembro de Cáritas Internacional, Guillermo Fdez. Maíllo-, pudieron profundizar a cerca de la nueva realidad del trabajo y el mundo obrero.

Además, en este mes tuvo lugar la reunión del Consejo diocesano de Pastoral en san Antonio. Un órgano constituido por 52 consejeros y en el que están representados los sacerdotes, consagrados y laicos de la Diócesis. Sobre la mesa, el Año de la Vida Consagrada y el Sínodo de la Familia.

Y finalmente, cierra febrero dando paso a la Cuaresma. Comienzan a prepararse las Hermandades y se lleva a cabo el Vía Crucis de las cofradías de la ciudad con el Señor de la Pasión. Además, coincide con tercer Encuentro diocesano de jóvenes cofrades con el Obispo, un encuentro a caballo entre la Catedral y el Palacio Episcopal, contando con un momento de celebración de la fe, otro de formación y testimonios, y finalmente, de convivencia entre los grupos jóvenes.

MARZO

Y en marzo tuvo lugar la reunión del Consejo de Laicos, un órgano consultivo del Obispo y representativo de todos los cristianos seglares de la Diócesis. Reunión en la que abordaron el Año de la Vida Consagrada, el 50 aniversario de Cáritas y la escuela de tiempo libre Gaudium. Tres temas fundamentales en el año, especialmente, la escuela diocesana de animación sociocultural y tiempo libre. Una nueva iniciativa para los más jóvenes que se estrenó con los campamentos de niños y niñas celebrados en Cerro Muriano.

Iniciativa también fue la de la Obra Pía Stma. Trinidad que quiso rendir homenaje a su fundador, el sacerdote don Antonio Gómez Aguilar, con la bendición de un busto en el Paseo de la Victoria.

Y marzo también fue un mes destacado para la Pastoral de la Salud, quien celebró su 33 Jornada diocesana, bajo el lema “Salud y sabiduría del corazón” en la parroquia de Santa Rafaela María.

ABRIL

Comenzamos el mes de abril y con él la Semana Santa. Especial día es el Martes Santo, en el que se lleva a cabo la celebración de la Misa Crismal, donde estuvieron presentes más de 200 sacerdotes para renovar sus promesas sacerdotales y se consagraron los santos óleos. Este año, la celebración contó con la visita y el testimonio del seminarista irakí Roni Salim, un superviviente de los muchos cristianos perseguidos en Irak.

Pasamos la Semana Santa y damos la bienvenida a otra semana, esta vez la de la Familia. Dos días en los que el Cardenal Rouco Varela, Nieves González Rico –de la Fundación Desarrollo y Persona-, y Don Demetrio Fernández hablaron del Sínodo de la Familia en esta vigésima edición.

Y sin duda alguna, este mes fue también muy significativo por la apertura de una Capilla de Adoración Perpetua en la ciudad. La parroquia de Consolación fue el lugar escogido para llevar a cabo esta iniciativa en la que los cordobeses podrán adorar a Jesús 24 horas el día y los 365 días del año.

MAYO

El mes de mayo vino marcado por la bendición de una reproducción exacta de la Sábana Santa en la iglesia del Juramento, así como la visita del Cardenal Maradiaga a Córdoba con motivo de la celebración del 50 Aniversario de Cáritas Diocesana. Una visita que aprovechó y asistió además al encuentro sacerdotal con ocasión de la solemnidad de San Juan de Ávila en Montilla.

Y otra cita esperada siempre en el mes de mayo es el Día del Monaguillo. Un día festivo en el que los chicos que ayudan en las parroquias de la diócesis disfrutan de una jornada de convivencia y de juegos en el Seminario Menor.

Y hablando de días, este año la Biblioteca diocesana se unió por primera vez al Día del Libro, manteniendo sus puertas abiertas a todo el que deseara asistir a conocer este lugar con el mejor fondo histórico de la ciudad.

En otro orden de cosas, seis seminaristas realizaron el rito de admisión y cuatro los “ministerios menores”. Por otro lado, el obispo mantuvo el encuentro con los profesionales de los medios de comunicación cordobeses.

JUNIO

Después de conocer la memoria anual de Cáritas diocesana, en la que quedaba reflejado las atenciones que han realizado a lo largo de todo el año con los más necesitados, comenzó junio con la celebración del Corpus Christi y la procesión de la custodia de Arfe por las calles cercanas a la Catedral.

Acto seguido, los niños que en este año habían realizado su 1ª comunión, volvían a ser los protagonistas asistiendo al cuarto encuentro de éstos con el Obispo. Un encuentro que comenzó con una misa en la Catedral y una jornada de juegos posterior.

Y en este mes, tuvo lugar una cita tan esperada como comentada. Una cita con la que se le ponía el broche final al 775 aniversario de la Catedral: la Magna Mariana “Regina Mater”. Una procesión de 25 Vírgenes Coronadas de la diócesis hasta el templo Madre.

JULIO

Despedíamos así el “grosso” del curso pastoral y dábamos la bienvenida al verano. Unos meses en los que los niños, jóvenes y adultos de la Diócesis disfrutan de numerosos campamentos, actividades y juegos organizados por diversas parroquias y movimientos.