Recital poético ante María Santísima de Araceli

Cuatro poetas cordobeses ofrecieron un recital ante las imágenes de Ntro. Padre Jesús Nazareno y la Virgen de Araceli, el pasado 27 de mayo, en la parroquia de San Mateo.

Tras las palabras de bienvenida y saludo del Hermano Mayor y de Manuel Lara Cantizani, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Lucena, tomó la palabra el presentador del acto, el académico Antonio Cruz Casado, quien disertó sobre la importancia de las dos devociones lucentinas a través de la poesía local, principalmente del siglo XX. Finalizó su intervención con la lectura de un poema dedicado a la Virgen, titulado La llegada, 1562 , cuyo autor fue José García Aznar, precisamente con ocasión del IV Centenario de la llegada de la Virgen a Lucena.

Posteriormente participó Elena Medel, poetisa cordobesa de ascendencia lucentina cuya exposición versó sobre los hombres y las mujeres de su casa. Continuó Joaquín Pérez Azaústre, autor del libro Lucena sefardita. El mes de mayo lucentino fue evocado por Manuel Gahete Jurado, director del Instituto de Estudios Gongorinos de la Real Academia de Córdoba.

En último lugar recitó Pablo García Baena, premio nacional de poesía que recitó unos versos dedicados a Santa María de Araceli en 1948, con motivo de su coronación entre otros.

Cerró el acto el Vicario Episcopal de la Campiña, Jesús Poyato Varo, que agradeció la organización del acto a la Delegación de Cultura y a la propia Archicofradía, afirmando que la poesía nos invita a detenernos en la vida ajetreada y considerar las cosas importantes de la vida. También destacó la presencia de las reliquias de San Juan de Ávila, gran teólogo y Maestro de Santos y su incidencia en la mística de Santa Teresa de Jesús.