Reapertura de la casa de San Juan de Ávila en Montilla

El pasado 14 de mayo, coincidiendo con la celebración de los sacerdotes de la Diócesis de la fiesta de San Juan de Ávila, se procedió a la reapertura de la Casa donde el Santo Maestro vivió sus últimos 19 años y pasó al Reino de Dios Padre.

casajuandeavilaTras permanecer cerrada casi dos meses por realizarse en ella unas obras de consolidación y mejora, cuyo costo ha ascendido a un total de 28.914’96 euros y cuyo importe ha sufragado la Diócesis de Córdoba, vuelve a abrir sus puertas como lugar de peregrinación y acercamiento a la figura del Patrón del Clero Secular Español.

Esa mañana, antes de la concelebración de los sacerdotes en la Iglesia de la Encarnación, presidida por D. Juan José Asenjo, un nutrido grupo de seminaristas y sacerdotes, bajo la dirección de Gaspar Bustos, Delegado del Clero, leyeron y meditaron durante más de una hora algunos textos avilistas sobre el sacerdocio. En la misma visita pudieron comprobar el resultado de la obras efectuadas, que han abarcado el refuerzo de la planta del primer piso y de la estructura, escalera, picados en las paredes de la capilla y sacristía, pintura en el interior y los patios, y tratamiento de los elementos de madera en puertas y ventanas. El excelente trabajo ha sido supervisado por el Arquitecto Técnico, Rafael Prados, y ejecutado por la empresa montillana Hidalpro, quienes han comprobado que la Casa conserva elementos arquitectónicos y estructurales que aseguran su antigüedad y sus primitivos orígenes.

La Casa de San Juan de Ávila queda así abierta una vez más a los grupos que quieran visitarla para conocerla, además de poder celebrarse en ella eucaristías, retiros, convivencias, charlas, etc. Este es el propósito del grupo encargado de su conservación, que la Casa de San Juan de Ávila siga siendo un lugar de oración y peregrinación, manteniendo viva y actual la memoria del Santo, y esperando su próxima declaración como Doctor Universal de la Iglesia. Para concertar cualquiera de estas actividades, se ruega contacten con la Parroquia de Santiago Apóstol en Montilla.

Se tiene proyectado seguir acondicionado otras estancias de la Casa que actualmente se encuentran en un estado menos conservado, como son la cocina y el comedor. Para ello cuentan con los fondos que actualmente posee la Casa, gracias a la generosidad de tantos peregrinos y a las aportaciones en las colectas de los sacerdotes de la Diócesis. Se espera ampliar dicho fondo mediante suscripciones de sacerdotes y fieles, y donativos de otras entidades diocesanas y civiles.