“Quien vive en matrimonio y no está casado por la Iglesia, no puede acercarse a comulgar”

El obispo de Córdoba ha recordado en la homilía de la fiesta del Corpus que no puede acercarse a comulgar quien, viviendo en matrimonio, no está casado por la Iglesia.

La Catedral (antigua Mezquita) de Córdoba estaba abarrotada de fieles –unos 3.500–, que llenaban el templo desde primeras horas de la mañana. Para escapar de las altas temperaturas de estos días, Mons. Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, ha presidido la Santa Misa a las 8 de la mañana, acompañado de un buen número de sacerdotes concelebrantes, el Cabildo de la S.I. Catedral, sacerdotes de las parroquias, sacerdotes religiosos, Seminarios Diocesanos, una muchedumbre de fieles, particularmente venidos de las Cofradías y Hermandades de la ciudad, y los niños de primera comunión. Destacaba este año la presencia, después de muchos años, del alcalde y la corporación municipal, que han asistido oficialmente a la Misa y a la procesión del Corpus. “Para comulgar es preciso acercarse con corazón limpio” ha insistido Mons. Demetrio Fernández. “Nadie se acerque a comulgar si tiene conciencia de pecado mortal. No basta el arrepentimiento, es necesario confesar los propios pecados ante el sacerdote y recibir de forma individual la absolución” ha afirmado. Y además, “quien vive en matrimonio y no está casado por la Iglesia, no puede acercarse a comulgar”.

A las 9:30h. ha salido procesionalmente el Señor Sacramentado en la preciosa custodia de Arfe, hasta llegar a la plaza de las Tendillas, en el centro de la ciudad. Allí ha habido una estación de adoración eucarística, donde el Obispo se ha dirigido a los fieles recordando el Día de Caridad que celebramos en torno a la Eucaristía: “Miles de personas en Córdoba comen hoy gracias a Cáritas. Seamos generosos en la colecta de este día”. También pidió que “construyamos un mundo nuevo, respetando la ley de Dios: no matarás, haz un uso correcto de la sexualidad, no robarás”. A las 11:30h. entraba de nuevo en la Catedral (antigua Mezquita) el Santísimo Sacramento, mientras la banda interpretaba el Himno de España.