“Profesores Cristianos Misericordiosos”

Así se tituló la segunda jornada de pastoral que tuvo lugar el 27 de enero, en el Palacio Episcopal.

La Fundación “Santos Mártires de Córdoba” celebró ayer, 27 de enero, la segunda jornada de pastoral a la que asistieron profesores y demás trabajadores de los centros pertenecientes a la misma.

En esta ocasión el tema que ha guiado la jornada ha sido: “Profesores Cristianos Misericordiosos”. En este sentido la directora de la Fundación, María Carbonell, recordó que la misericordia es la medida del amor humano y que como docentes, hay que trabajar desde el corazón de Jesús, fomentando espacios adecuados. Aludiendo a los centros de la Función, manifestó también que “deben ser el lugar de encuentro con la misericordia divina”. Por ello, pidió a los profesores que transmitan a los alumnos que el éxito y la verdadera alegría nace sobre todo en el saber perdonar y perdonarnos.

Por su parte, el Obispo, Mons. Demetrio Fernández, como Presidente de la Fundación, se dirigió a los asistentes para explicarles que en la pedagogía no sólo hay que transmitir conocimientos, sino expresar amor y cariño en la persona que se nos confía para educarla.

Tras estas dos intervenciones, se llevó a cabo la ponencia de la jornada centrada en la Bula del Papa Francisco para el Año de la Misericordia. Una intervención que corrió a cargo del Vicario General de Madrid, don Avelino Revilla. En líneas generales, el ponente destacó que la educación es una cuestión antropológica y que el profesor cristiano debe sentirse convocado a la vocación. “Un profesor cristiano debe ejercer un estilo de vida magisterial orientado desde el Evangelio y desde la experiencia de Cristo en su propia vida. El profesor no es solo alguien que da conocimientos, sino que educa también con su persona y ayudando al alumno en su vida”, aseguró.

El acto culminó con la intervención del Coordinador General de Pastoral de la Fundación Santos Mártires, don Ángel Roldán, y la celebración de la misa en la capilla del Seminario Mayor.