Profesores católicos de la Diócesis acuerdan que es necesario educar en la interioridad

El pasado 16 de noviembre, se celebró el III Encuentro de Educa-Córdoba

Medio centenar de profesores se reunieron en esta tercera convocatoria de la Asociación de Educadores Católicos de la Diócesis de Córdoba, Educa-Córdoba, que se celebró en el Centro de Magisterio Sagrado Corazón.

La profesora y Cruzada de Santa María, Lydia Jiménez, ponente elegida para esta ocasión, abordó el tema: “Recuperar el sentido del silencio” dentro del ciclo titulado “Enseñar a Pensar” que se está llevando a cabo en la Asociación, en esta primera etapa de su andadura.

Después de hacer un breve análisis de las características de la sociedad actual que llevan a hacer caer a nuestros alumnos “en un estado de disipación habitual”, pasó a incidir en la importancia de educar en la interioridad. Es necesario introducir al educando en el silencio. “Un ambiente de silencio lleva a la persona a pensar en la realidad que le rodea, a mirarse a sí mismo y a mirar a Dios”, explicó la ponente. Asimismo, indicó que con las orientaciones de un buen educador, los niños y jóvenes pueden plantearse las preguntas fundamentales de la vida y llenarse de deseos de encontrar la verdadera respuesta. Finalizó proponiendo una serie de medios para poder lograr este objetivo.

Como colofón de este encuentro, los educadores pudieron entablar un coloquio con la ponente y entre ellos. Manifestaron sus dudas, situaciones con las que se encuentran habitualmente en su labor docente y expusieron estrategias y medios que ellos utilizan para ayudar a sus alumnos en este punto tratado. Todos salieron muy esperanzados y conscientes de lo mucho que puede aportar un educador católico en este campo.