Primeras Misas de los nuevos presbíteros

La Diócesis está de enhorabuena por la incorporación al clero secular de estos siete sacerdotes

Los siete nuevos presbíteros ordenados recientemente en la diócesis de Córdoba ya han celebrado sus primeras misas. El domingo, 27 de junio, la celebraron cuatro de ellos; Pablo Fernández lo hizo en la parroquia de la Sagrada Familia de Córdoba; Isaac González en la parroquia Ntra. Sra. de la Asunción de Priego de Córdoba; Narcisse Kouame en la parroquia de San Francisco y San Eulogio de Córdoba; y Bernard Huaman la celebró en la parroquia de San Antonio de Padua de Córdoba.

Por otro lado, José Antonio Valls presidió su primera misa en la parroquia Ntra. Sra. de la Asunción de La Rambla, el 2 de julio; Fernando Suárez la celebró en la parroquia de San Nicolás de la Villa de Córdoba, el 3 de julio; y por último, Guillermo Padilla lo hizo el 9 de julio en la parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Fuente Tójar.

Para cada uno de ellos su primera misa ha sido una celebración especial, en la que han estado acompañados de sus hermanos de seminario, de sacerdotes diocesanos, familiares y amigos. Todas las parroquias se han engalanado para tal ocasión y en sus fachadas colgaban las banderolas vaticanas como manda la tradición cuando tienen lugar una primera misa de un presbítero.

El día de su ordenación en la Santa Iglesia Catedral los nuevos presbíteros recibieron sus destinos pastorales, de manos del obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, a los que se incorporarán próximamente para empezar su labor ministerial.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES