Presentación del Manifiesto:”Derecho de los padres a la educación sexual de los hijos”

A dicho manifiesto están adheridas numerosas Federaciones y Asociaciones, relacionada con la educación, la familia y la cultura.

manifiestoEn un comunicado, estas asociaciones señalan que “la Ley Orgánica que actualmente se tramita en el Senado incorpora a su articulado (Título I, capítulo III, artículos 9 y 10), una serie de medidas que se adoptarán en el ámbito educativo y que pretenden incorporar lo que denominan ‘la formación sexual y reproductiva’ al sistema educativo. Y esto se va a hacer, según ha anunciado la Ministra de Sanidad, desde los 11 años, en todas las escuelas y mediante agentes sanitarios, ajenos a los centros educativos. Estos aspectos educativos de la ley se están elaborando sin contar con los padres, de esta forma que se deja al margen, una vez más, a los padres en una materia que nos compete directamente”.

Prosiguen manifestando que se trata de “una cuestión de enorme trascendencia porque se pretende obligar a las escuelas a impartir la moral sexual y la ideología del Gobierno de turno. Esta nueva intromisión en al ámbito educativo es una faceta más dentro del proyecto de manipulación de las conciencias y de ingeniería social que ya se está produciendo en Educación para la Ciudadanía (EpC), una manipulación que el Tribunal Supremo ha prohibido expresamente al afirmar que no pueden imponerse, con carácter obligatorio y desde la escuela, cuestiones sobre las que no exista consenso moral”. Asimismo, destacan que “la educación sexual nunca puede darse de forma neutra, puesto que siempre se parte de una concepción moral y de un modelo antropológico. El campo de la moral sexual no es sujeto de consenso social sino de absoluto enfrentamiento entre los postulados éticos con que los ciudadanos, en uso de nuestra libertad, edificamos nuestra vida”.

En este sentido, recalcan que “como padres, defendemos nuestra libertad y nuestro derecho a educar a nuestros hijos frente a las imposiciones estatales y gubernamentales. Exigimos pleno respeto a esos derechos en cumplimiento de lo establecido por la Constitución Española y por toda una serie de tratados internacionales. Hacemos un llamamiento a la opinión pública, a los padres, al mundo educativo, a las administraciones y a los centros para que nos apoyen en la retirada de este capítulo educativo de la ley”.