Presentación de la campaña del Corpus Christi y la memoria de actividades de Cáritas diocesana

El culmen de esta campaña tendrá lugar el domingo 14 de junio, solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo, con la celebración de la Santa Misa presidida por D. Juan José Asenjo, a las 18:30h. en la S.I.C.

memoriacaritasEsta mañana, Mª Dolores Vallecillo, Directora de Cáritas Diocesana, y Manuel Mª Hinojosa Petit, Delegado diocesano de Cáritas, han presentado a los medios de comunicación la campaña del Corpus Christi y la Semana de la Caridad que comenzará el próximo martes con una conferencia titulada “Cáritas, un signo de Esperanza”, que impartirá Sebastián Mora, miembro de Cáritas Española, a las 20:30h. en el Palacio Episcopal. Al día siguiente, se celebrará la Vigilia de Oración por los que sufren a las 21:00h. en la parroquia de San Miguel; y el jueves tendrá lugar la cuestación.

El culmen de esta campaña tendrá lugar el domingo, solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo, con la celebración de la Santa Misa presidida por D. Juan José Asenjo, Arzobispo Coadjutor de Sevilla y Administrador Apostólico de Córdoba, a las 18:30h. en la Santa Iglesia Catedral, seguida de la procesión del Corpus por las calles de la ciudad.

Durante la presentación, el Delegado diocesano de Cáritas manifestó que el Día del Corpus, Día de la Caridad, la Iglesia diocesana quiere hacerse presente por medio de Cáritas a toda la sociedad y expresar su “sentido y razón última que es el amor hacia los pobres y más desfavorecidos”.

Manuel Mª Hinojosa explicó, también, que con el lema de la campaña de este año: “Cáritas, un signo de Esperanza”, han querido, ante la grave crisis que estamos padeciendo, trasmitir signos significativos de esperanza y solidaridad a quienes viven en situación de mayor pobreza y marginación.

Señala que en Cáritas son testigos directos y pueden constatar las consecuencias de esta crisis:

- Aumento de las personas en los servicios de acogida. En los primeros 5 meses del año se han producido un aumento del 34%.

- Necesidades planteadas principalmente: alimentación, vivienda, suministros.

- Muchas familias en busca de empleo.

- Aumento del número de familias en el que todos sus miembros están desempleados.

 

Por eso, Cáritas quiere “este año responde con un grito de esperanza en medio de esta realidad”; y para ello “debe vivir en profundidad la fraternidad y ser capaz de acompañar a las personas, familias que están al margen del camino y marcadas por el dolor y la pobreza”. En este sentido, señala que durante los meses de enero a mayo del año 2008 se atendieron a 818 personas, cantidad que ha incrementado en el año 2009 a 1093.

Ante esta situación de crisis, además de los servicios que a lo largo de todo el año vienen realizando, han puesto hincapié en tres acciones concretas como una respuesta particular. Se trata de la apertura de la residencia Regina que, desde el mes de diciembre a marzo, mantuvo abierto un dispositivo de alojamiento ante la situación de personas pernoctando en la calle, atendiendo a casi 4000 personas en ese período. También, se ha creado un depósito de alimentos para reforzar las ayudas a las Cáritas parroquiales, en donde se ha invertido en los últimos seis meses más de 18.900 euros y repartido más de 30.000 kilos de comida. Por último, el dispositivo nocturno de emergencia ha seguido con su nivel de atención, con una media de 24 personas por noche.

Cáritas diocesana -señala Manuel Mª Hinojosa- “lo único que ha intentado es redoblar su tarea; los pobres –dijo Jesús- estarán siempre con vosotros, por eso -dijo- dadles vosotros de comer. Cáritas quiere hacerse portadora de este mandato de Jesús y de esta caridad de la Iglesia hacia los pobres”.