Pozoblanco honra a la Madre Carmen Sallés

La familia concepcionista de Pozoblanco dio ayer un sentido homenaje a la fundadora del Colegio de la Inmaculada, la recientemente canonizada Madre Carmen Sallés.

A las 20.00 horas, en Santa Catalina, el Sr. Obispo presidió la Eucaristía de acción de gracias por la canonización de la Madre Carmen Sallés por el Papa Benedicto XVI, el pasado 21 de octubre. La ceremonia, que fue concelebrada por todos los párrocos de la localidad, contó con cientos de fieles entre profesores, alumnos, antiguos alumnos y personas vinculadas al colegio.

Tras la Misa, las autoridades se dirigieron a la calle del colegio para descubrir una placa en la que se leía el nuevo nombre de la vía: Madre Carmen Sallés. Tras mostrar la plaza de mármol que identifica esta avenida -conocida antes como avenida Argentina-, D. Demetrio Fernández destacó la importante labor que la Congregación Concepcionista ha venido desarrollando en la localidad desde que en 1899 el Obispo Pozuelo, natural de Pozoblanco, solicitase a la fundadora de la Congregación que abriese un colegio, que se llamaría colegio La Inmaculada.