Pastoral Penitenciaria dona a los internos cien tarjetas telefónicas

Aunque por el momento permanecen restringidas las visitas, los voluntarios no olvidan a los internos

El Secretariado de Pastoral Penitencia ha sido otro de los que ha tenido que suspender su actividad ante la alerta sanitaria, dejando por el momento sus visitas a los internos de la prisión. No obstante, los voluntarios que componen este Secretariado han pedido estar de alguna forma en contacto con los internos, especialmente con aquellos que no tienen familia o personas en las que apoyarse en estos duros momentos. Para ello, la dirección les ha facilitado un correo electrónico a través del cual les envían los voluntarios y el responsable de la Pastoral, José Antonio Rojas, mensajes de aliento y meditaciones sobre la Palabra de Dios para ayudarles en su día a día. Además, en esta situación en la que muchos internos no tienen apenas medios, Pastoral Penitenciaria les ha facilitado cien tarjetas telefónicas para que puedan estar en contacto con sus familiares y aportar así su granito de arena.

“Sabemos que las circunstancias están siendo muy complicadas y aunque por el momento no hay ningún afectados en el centro penitenciario, nos han pedido suspender las visitas y así evitar cualquier contagio que pueda venir del exterior”, explica el sacerdote José Antonio Rojas, quien asegura que por parte de todos los que conforman este Secretariado nunca se olvidan de todos y cada uno de estos internos, más aún, en esta difícil situación.