Otros seis meses más llenos de gracia

Continuamos el resumen del año con el segundo semestre del año 2016. A través de estas líneas hemos querido seguir recogiendo los principales acontecimientos y celebraciones que han marcado la vida de nuestra diócesis en el último semestre.

Unos meses que comenzaron en verano con una gran cita como fue la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia. Más de 800 jóvenes cordobeses acudieron a este gran encuentro con el Papa. Y así, nos poníamos en camino para iniciar un nuevo curso pastoral en septiembre.

Comenzó el ritmo de actividades: encuentros entre los grupos de fieles de la Diócesis, la Visita pastoral del Obispo, la acogida de ponentes destacados en el ámbito social y eclesial, la inauguración de una nueva misión diocesana o las ordenaciones de diáconos, fueron algunas de ellas.

Sin duda un año que recordaremos con mucha actividad y que cerramos con el deseo de que el próximo 2017, el Señor nos conceda la gracia de poder vivirlo con la misma intensidad.

JULIO

Llegamos a los meses de verano. Son meses de descanso, de ocio, de disfrute con la familia o con otros jóvenes de la misma edad y las mismas inquietudes. Meses en los que se puede combinar lo lúdico con lo pastoral. De ahí que numerosas parroquias llevaran a cabo diversos campamentos, bien urbanos o bien en otros puntos de la geografía andaluza.

Por su parte, el Seminario Menor brindó la oportunidad a los chicos con inquietudes vocacionales de discernir sobre su vocación disfrutando de una semana de Colonias vocacionales. Al tiempo que la Delegación de Familia y Vida programó una peregrinación de familias a Fátima.

AGOSTO

Pero sin duda, el verano estuvo marcado por una cita: la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia. Más de 800 jóvenes cordobeses participaron en ella, acompañados por el Obispo, dispuestos a encontrarse con el Papa y vivir unos días intensos en comunión con la Iglesia.

Para concluir el verano, del 22 al 26 de agosto, Córdoba fue marco de un Congreso de Mariología en el que participaron sacerdotes tanto de la Diócesis como de otros rincones de España, bajo el lema “María Santísima, Madre de misericordia”.

SEPTIEMBRE

Pasado esto, comenzamos un nuevo curso pastoral en septiembre con la celebración de la Natividad de la Virgen. En Córdoba bajo la advocación de la Fuensanta, patrona de la Ciudad. Para conmemorar su fiesta tuvo lugar una procesión hasta el templo principal de la Diócesis, una misa en la Catedral y otra en el Santuario.

También, los sacerdotes con nuevos destinos pastorales recibieron la “missio” de manos del Obispo, donde realizaron la renovación de su fe y el juramento de fidelidad al magisterio de la Iglesia. Además, se dio a conocer que durante el curso pastoral, todos los grupos laicales y movimientos eclesiales presentes en la Diócesis irían cada domingo a la Catedral junto al Obispo, quien a su vez, este año realizaría su Visita pastoral participando en las reuniones de arciprestazgo con los sacerdotes.

Por su parte, el Apostolado de la oración celebró su primer encuentro a nivel diocesano, en el que participaron un total de 250 personas y que corrió a cargo del nuevo responsable del mismo, el sacerdote Carlos Gallardo.

Igualmente, en este mes, la Delegación diocesana de Peregrinaciones puso en marcha varios viajes: al santuario de Lourdes, a Roma y a Tierra Santa.

OCTUBRE

Octubre llegó con un intenso programa de actos. Por un lado, el vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry, fue el encargado de impartir una ponencia sobre el pontificado del Papa Francisco y de participar en el Consejo diocesano de Laicos. Se trata del primer laico en ocupar un cargo de máxima responsabilidad en la Santa Sede. Con este evento se ponía en marcha un año de preparación al gran Encuentro de Laicos de 2017.

Y otra cita destacada giró en torno a la cultura. La primera quincena donde tuvo lugar un total de noventa actividades en diversos rincones de la Ciudad. Hablamos de la quincena cultural “Córdoba para ti”, de la mano del Museo diocesano, que tuvo su momento culmen en la representación de la obra “Una visita Real” en el Palacio Episcopal.

La Virgen de Fátima también tuvo gran relevancia en este mes. Y es que el día 12 de octubre, se inauguró una nueva Misión diocesana con motivo del primer centenario de las apariciones de la Virgen. Una misión con la Virgen de Fátima por toda la Diócesis.

Siguiendo en octubre, la causa de canonización del Padre Cosme Muñoz dio un importante paso. Se clausuró en la Catedral la fase diocesana para la canonización del fundador de las Hijas del Patrocinio de María. Los documentos ya fueron enviados a Roma para iniciar la fase romana.

Al mismo tiempo, los profesores de religión celebraron su encuentro de inicio de curso en el que se presentó la nueva Delegada diocesana de Enseñanza, Ana María Roldán. Mientras que la Delegación diocesana de Catequesis celebró en encuentro anual de catequistas bajo el lema “Es tu madre. Te la da mi corazón”.

Finalmente, cerramos este mes con la vigésima primera peregrinación diocesana al Santuario de Guadalupe con el lema “Unidos para que el mundo crea”. 800 jóvenes de todos los rincones de Córdoba participaron en ella.

NOVIEMBRE

Noviembre es el mes de la vida en santidad. En la Diócesis continuaron sucediéndose numerosas citas como por ejemplo, la Asamblea diocesana de Cáritas. En ella se abordaron las líneas prioritarias de acción que se deben tener durante el próximo trienio para mejorar la atención a los necesitados y no atendidos de la sociedad.

Además, en este mes se clausuró todo un año de gracia, como fue el Año jubilar de la Misericordia. Don Demetrio Fernández procedió al cierre de este jubileo con una misa en la Catedral, mientras que en la Diócesis acontecieron numerosos actos.

A su vez, el Centro de Magisterio “Sagrado Corazón” acogió una nueva edición de la Escuela de acompañantes parroquiales organizada por Acción Católica General.

En otro orden de cosas, los sacerdotes Antonio Prieto, Tomás Pajuelo y Pedro Crespo fueron nombrados canónigos de la Santa Iglesia Catedral. Los tres tomaron posesión de su cargo días después en el templo principal de la Diócesis.

DICIEMBRE

Iniciamos Adviento. Llega diciembre y con él la solemnidad de la Inmaculada. Solemnidad en la que dos seminaristas fueron ordenados diáconos: David Reyes Guerrero y Carlos de la Fuente Cortina. De esta forma daban el paso previo a su ordenación sacerdotal. Además, justo un día antes, los jóvenes de la Diócesis protagonizaron la Vigilia de la Inmaculada en la Catedral con una procesión previa con la imagen de la Virgen.

Por su parte, Cáritas diocesana presentó la campaña “Tu eres el ángel de muchos”, en la que pedía a la sociedad su generosidad con aquellos que no tienen nada, a la vez que informaba del número de personas que colaboran con la organización de manera voluntaria y contratadas.

También, la Pastoral Gitana, coincidiendo con la llegada del Adviento, se concentraron todo un fin de semana en la casa de espiritualidad Betania de Jesús Nazareno para participar en el curso “Nueva vida”, promovido e impulsado por el Obispo y responsable de esta Pastoral, Xavier Novell.

Y a las puertas de la Navidad, fue convocado por la Delegación para la Vida Consagrada el tradicional encuentro de religiosos, religiosas, consagrados y consagradas de la Diócesis en el Palacio Episcopal. Al mismo tiempo, la verdadera “Luz de Belén” llegó a la Diócesis de la mano de los Scouts Católicos de Andalucía, siendo recibida por el propio Obispo.

Y finalmente, en este mes comenzó un nuevo ciclo de cine en el obispado, dedicado esta vez al ministerio sacerdotal. “Tu es sacerdos” es el título del mismo, en el que se proyectarán un total de 13 películas.