Otro mundo es posible gracias a los 1700 voluntarios de Cáritas

Reconocimiento a su labor en la Diócesis en el Día Internacional del Voluntariado

La misión de Cáritas, como acción de la comunidad cristiana, es promover el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos. Para cumplir su misión, Cáritas cuenta con la presencia, el empuje, la fe y la solidaridad de quienes se sitúan al lado de los empobrecidos y lo hacen desde la propia comunidad cristiana de referencia. Aquí surge la figura del voluntariado de Cáritas.

Cáritas Diocesana de Córdoba cuenta con 1.700 personas voluntarias en toda la Diócesis. Estas personas participan de un lado, en las propias Cáritas parroquiales, acogiendo, acompañando a las familias que llegan a la parroquia. Son en muchos casos la primera atención que sale al frente en situaciones a veces, de bastante precariedad y emergencia. En el ámbito de la Cáritas parroquial se desarrollan proyectos tanto de asistencia básica como de promoción (talleres, planes de acompañamiento, grupos de iguales,….). Todos ellos posible gracias a la labor del voluntariado.

Y de otro lado, a través de los propios programas diocesanos donde el voluntariado participa en diferentes ámbitos como son el acompañamiento a personas mayores, la atención en la calle a Personas sin hogar, la acogida en dispositivos de baja exigencia, etc.

Desde Cáritas Diocesana quieren dar las gracias a las 1700 personas voluntarias que con su compromiso activo, responsable, organizado, coherente, y participativo hacen creíble que “otro mundo es posible”.