“Los momentos familiares hacen florecer los valores cristianos”

Francisco Javier y Dulcenombre, padres de dos hijas, pertenecen a la parroquia Santa Mª de Gracia de Montalbán

¿Cuáles son los pilares de vuestra convivencia familiar?

El amor, el respeto y el diálogo. El amor que nos tenemos como pareja, que hace que se refleje en nuestras hijas y que ellas puedan darlo también; el respeto mutuo, valorando los intereses y necesidades de cada uno de nosotros y las conversaciones entre todos, de nuestro día a día, tanto de las cosas buenas como de los momentos difíciles que nos puedan surgir, para escuchar consejos y aprender de ellos.

¿Qué resulta más complicado en la educación de los hijos en este momento social?

Lo mas complicado en nuestro día a día es manifestar nuestros valores cristianos ante una sociedad que deja de lado a Dios y en la que se cree que todo vale. Debemos ser constantes, ya que el entorno que nos rodea, tv, internet, redes sociales, puede ofrecer muchas veces una visión errónea de los pilares que consideramos importantes en la educación de nuestras hijas.

¿Qué instrumentos tiene la familia de hoy para manifestarse cristiana?

Creemos que el instrumento principal en nuestro día a día es nuestro cariño, el cariño que ofrecemos a los demás, la ayuda que podemos dar a los que nos rodean, la formación que recibimos, ya que es muy importante estar en continua renovación y no quedarnos estancados, la forma de celebrar los momentos familiares importantes como fiestas, actos religiosos… que hacen florecer los valores cristianos que siempre tenemos presentes.

La transmisión de la fe a los hijos es un reto para todos, ¿cómo lo hacéis vosotros?

Por un lado vivimos nuestra fe en nuestro núcleo familiar, que también la hemos vivido desde que éramos pequeños y, por otro lado, desde nuestra parroquia y a través de las hermandades a las que pertenecemos. Además, ahora que nuestras hijas son mayores, participan en actividades como los campamentos de Acción Católica.

¿Cuál es vuestra parroquia?, habladnos de vuestra vida en comunidad.

Nuestra parroquia es Santa María de Gracia, de Montalbán de Córdoba. En ella Dulcenombre (madre) es catequista de niños que van a hacer su Primera Comunión y nuestra hija mayor ayuda en la catequesis de los grupos del primer año, la pequeña, lleva tres años de monaguilla, ayudando a nuestro párroco D. Antonio Palma en la misa dominical.

¿Cómo imagináis la Iglesia del futuro?

Imaginamos una Iglesia familiar, en la que el compromiso sea mutuo y con una fuerte presencia de los jóvenes. Además consideramos imprescindible la continuidad de la asignatura de religión en los colegios, que los padres tengan la libertad de elegir la educación moral y cristiana de sus hijos es fundamental.

 

Fecha y lugar del matrimonio: 12/10/2002 en la Ermita del Calvario de Montalbán

Número de hijos y edades: 2 niñas, Dulcenombre de 11 años y Carmen de 10.

Un momento de vuestra historia familiar: las comuniones de nuestras hijas.

Una actividad que comparte la familia en su tiempo libre: senderismo y actividades de aventura.

Qué cosas no dejáis de hacer juntos cada día: preparar la cena y contarnos algún momento importante de nuestro día. También leemos un ratito antes de dormir y rezamos.

Qué lugar ocupan los abuelos en casa: un lugar muy importante y están muy presentes en nuestro día a día.

¿Rezáis por algún sacerdote?: rezamos por todos pero muy especialmente por los que nos han acompañado en nuestra parroquia, D. Jesús Moriana, D. Fernando Lavirgen y por D. Rafael Medina (D.E.P.) y por nuestro sacerdote actual, D. Antonio Palma.  Además siempre tenemos presente a nuestro obispo D. Demetrio.