Ordenación de seis diáconos

En la más hermosa de las fiestas marianas, como la calificó el Sr. Obispo, seis alumnos de los seminarios diocesanos cordobeses, San Pelagio y Redemptoris Mater, recibieron el ministerio diaconal.

diaconos_2008Jesús Daniel Alonso Porras, Juan Carrasco Guijarro, Francisco Hidalgo Rivas, Francisco Javier Martínez Uriarte, Miguel Ángel Raigón Rodríguez y Manuel Rodríguez Adame son los seis nuevos diáconos ordenados el pasado 8 de diciembre.

Recordando la Solemnidad mariana en la que se realizó su ordenación, D, Juan José Asenjo recordó que “María nos enseña la docilidad y la acogida a la gracia de Dios por ello esta fiesta no nos distrae en nuestro camino de Adviento más bien nos adentra en su verdadero significado: recibir en nuestro corazón y en nuestra vida al Dios que viene a dar respuesta a nuestras preguntas, que viene a vendar nuestras heridas a desatar nuestras ataduras y a poner al sol de su gracia nuestras ansias más nobles de felicidad”, asimismo, destacó que “esta mañana tenemos un motivo singular, un motivo más para la alabanza y la gratitud a Dios que bendice nuestra diócesis con seis nuevos diáconos alumnos de nuestros seminarios. Dentro de unos momentos, nuestros hermanos Jesús Daniel, Juan Francisco, Francisco Javier, Miguel Ángel y Manuel van a acercarse al altar de Dios para subir el ultimo peldaño antes de recibir el don del sacerdocio. Dentro de unos momentos van a robustecer su compromiso con el Señor y con la Iglesia al recibir, por el ministerio del Obispo, una participación inicial en el Sacramento del Orden que les habilitará para anunciar el Evangelio, predicar la palabra de Dios, servir al altar y ejercer el ministerio de la caridad”.

Tras la homilía, los seis candidatos realizaron públicamente las promesas de colaborar en el ministerio del orden sacerdotal, de vivir el misterio de la fe con alma limpia, de celibato y de obediencia al Sr. Obispo y sus sucesores. Tras la plegaria de ordenación, los nuevos diáconos fueron revestidos por sus padrinos y recibieron el Evangelio como símbolo del ministerio de la palabra que están llamados a ejercer hasta el próximo mes de junio en el que serán ordenados presbíteros.