Ofrenda de alimentos a las personas necesitadas en el COF de Lucena

Se han recogido unos 70.000 kilos de alimentos y más de 46.000 euros, habiendo sido distribuido entre las cuatro Cáritas parroquiales de la localidad, para que éstas lo hagan llegar a todas las familias a las que se atiende en cada reparto.

cofPor segundo año consecutivo, los lucentinos han demostrado su solidaridad, incluso en tiempos tan difíciles como los actuales, en la ofrenda de alimentos a las personas necesitadas organizada por el Centro de Orientación Familiar “Juan Pablo II” en colaboración con Videoluc TV, con el objetivo de ayudar a las Cáritas parroquiales de Lucena.

Gracias al esfuerzo de todos los integrantes del COF, a la colaboración de más de doscientos voluntarios así como a la televisión local, se ha llevado a cabo una campaña de sensibilización de todos frente a la situación precaria de muchas familias, en un duro año en el que la crisis económica ha azotado fuerte en nuestra localidad.

La ofrenda de alimentos tuvo su momento culmen el día 17 de diciembre. Desde primeras horas de la mañana acudieron a las instalaciones de Videoluc personas y entidades que querían hacer su aportación, si bien hasta las 19:00 h. no se iniciaba oficialmente dicha ofrenda, que fue retransmitida en directo a través del canal local.

Muchos fueron los lucentinos, tanto particulares como empresas, representantes de colegios, de cofradías, de instituciones públicas y privadas, supermercados etc. que a lo largo de la tarde y hasta bien pasada la media noche desfilaron por Videoluc para colaborar en esta causa. Además se organizó una recogida domiciliaria para aquellas personas que no podían acudir a la televisión local. A fin de recaudar más fondos Videoluc celebró, durante la emisión del programa, una subasta de objetos que habían sido donados por particulares y empresas que tuvo una buena acogida entre los televidentes.

El Director del COF, Francisco Jesús Orozco Mengíbar, en su intervención en dicho programa, nos recordó que la Iglesia está llamada a ser signo del amor de Dios especialmente manifestado en los más necesitados y, para ello, debe comprometerse en la causa de los más débiles.