Nuevo lugar de culto y oración en Cabra

El Obispo ha bendecido la nueva capilla de la Fundación Aguilar y Eslava que cuenta con una imagen de Cristo crucificado, obra del escultor sevillano, Juan Manuel Miñarro, y vinculado a dicha institución

El pasado 1 de mayo, coincidiendo con la festividad de San José Obrero, el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, bendijo la nueva capilla de la Fundación Aguilar y Eslava en Cabra. Se trata de una nueva dependencia anexa al Instituto de la Fundación y que servirá como lugar de culto y de centro de la cultura cristiana en esta localidad cordobesa.

La celebración se inició con una procesión desde la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, y estuvo concelebrada por los cuatro párrocos de la ciudad, y por el Vicario Episcopal de la Ciudad, el egabrense Jesús Poyato. En la homilía, el Obispo resaltó la importancia de Cabra como “un gran foco siempre de cultura, donde el progreso de un pueblo es perfectamente combinable con la fe cristiana y el Evangelio”. Asimismo, el prelado cordobés exclamó que “¡Cabra!” es “¡capital de la cultura!”.

Además, durante la celebración, el Obispo bendijo la imagen de un Cristo crucificado, obra del escultor sevillano, Juan Manuel Miñarro que guarda vinculación con la Fundación.

Al acto asistieron numerosos fieles y representantes de las instituciones locales, así como de las hermandades y cofradías de la ciudad de Cabra. Y como madrinas de la bendición, las Hijas de la Caridad, de la Fundación Vizcondesa de Termens, que también han estado unidas a esta institución.

De otro lado, la ceremonia estuvo amenizada por el Coro de Cámara de la propia Fundación.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES