Nuestra Señora de Belén regresa a su santuario

La patrona de Palma del Río ya se encuentra de vuelta en su camarín tras la celebración de su novena

En la noche del 25 de octubre Nuestra Señora de Belén fue trasladada de manera privada desde la parroquia de San Francisco hasta su santuario, donde se celebró su segunda novena en el mes de octubre.

Al finalizar la misa de despedida en la parroquia, la comitiva trasladó la imagen al cerro que lleva su nombre donde la esperaban los miembros de la junta de gobierno y el rector del santuario. A la llegada, la Virgen fue entronizada en su camarín, donde se entonó la Salve para finalizar el acto y las fiestas patronales de 2020.

Este año atípico, nos ha dejado estampas extraordinarias como la de la Virgen presidiendo el altar mayor de su sede canónica, la parroquia de la Asunción, altar que se mantendrá para los años venideros junto al acto de la ofrenda de nardos el día 7 de septiembre.

Tras bajar del santuario en agosto, la Virgen ha estado en la parroquia de la Asunción, de allí pasó a San Francisco, y ahora vuelve a su Santuario tras la celebración de sus fiestas patronales en el pueblo de Palma del Río.