Nos encaminamos hacia el día de la Infancia Misionera

Artículo del Delegado Diocesano de Misiones, Antonio Evans.

11-infancia-misionera-cartelEl próximo 24 de enero se celebra la Jornada de Infancia Misionera que este año lleva por lema “Gracias”. Para preparar esta jornada el Delegado Diocesano de Misiones, Antonio Evans ha escrito una serie de artículos que se publicarán periódicamente.

 

El primero de los artículos es “Todos y cada uno de nosotros somos hijos”

Los niños –nos dice el papa Francisco- nos recuerdan que todos, en los primeros años de la vida, hemos sido totalmente dependientes de los cuidados y de la benevolencia de los demás. Y el Hijo de Dios no se ahorró este paso. Es el misterio que contemplamos cada año en la Navidad. […] Es curioso: Dios no tiene dificultad para hacerse entender por los niños, y los niños no tienen problemas para comprender a Dios. No por casualidad es en Evangelio hay algunas palabras muy bonitas y fuerte de Jesús sobre los “pequeños”. Este término “pequeños” se refiere a todas las personas que dependen de la ayuda de los demás, y en especial a los niños (cf Mt 11,25 y 18,10) […]

Por lo tanto, los niños son en sí mismos una riqueza para la humanidad y también para la iglesia, porque nos remiten constantemente a la condición necesaria para entrar en el reino de Dios: la de no considerarnos autosuficientes, sino necesitados de ayuda, amor y perdón. Y todos necesitamos ayuda, amor y perdón.

Los niños nos recuerdan otra cosa hermosa: que siempre somos hijos […]. Y esto nos reconduce siempre al hecho de que la vida no nos la hemos dado a nosotros mismos, sino que la hemos recibido. El gran don de la vida es el primer regalo que nos ha sido dado. A veces corremos el riesgo de vivir olvidándonos de esto, como si fuésemos nosotros los dueños de nuestra existencia y, en cambio, somos radicalmente dependientes. En realidad, es motivo de gran alegría sentir que en cada edad de la vida, en cada situación, en cada condición social, somos y permanecemos hijos. Este es el principal mensaje que nos dan los niños con su presencia misma: sólo con ella nos recuerdan que todos nosotros y cada uno de nosotros somos hijos.

 

A. Evans