“No hay tarea difícil desde la confianza en Cristo”

En esta ocasión, la sección “Conoce a tu cura” va dedicada a un sacerdote popularmente conocido en la Diócesis por sus múltiples facetas, Adolfo Ariza Ariza. Todo un apasionado de la lectura, Adolfo compagina varios cargos con su labor de párroco de la Inmaculada Concepción de Almodóvar del Río. Entre ellos, es delegado diocesano de Catequesis, profesor del Estudio Teológico “San Pelagio”, director en funciones y profesor del Instituto de Ciencias Religiosas “Beata Victoria Díez”, miembro del Consejo diocesano de Pastoral y Capellán de la Plaza de Toros “Coso de los Califas” de Córdoba. Sin duda, una persona entregada a su ministerio que conocemos más a fondo a través de las próximas líneas.

P: ¿Qué te llevó al sacerdocio?

Adolfo Ariza: El testimonio de vida sacerdotal del párroco de Almedinilla durante muchos años: D. Enrique Díaz Oria.

 

P: Y, ¿cómo conociste a Jesucristo?

Adolfo Ariza: Conocí a Jesucristo a través de la fe de mis padres y de la piedad de un pueblo ante la bendita imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

 

P: ¿Cómo describirías tu vida sacerdotal?

Adolfo Ariza: Como el mejor de los regalos que he podido recibir: Ser –pobre- instrumento de Jesucristo entregándole toda mi persona.

 

P: ¿Cuáles han sido los retos más simbólicos que has enfrentado como sacerdote?

Adolfo Ariza: Cada día es un reto: ser lo más dócil posible a los planes de Dios.

 

P: ¿Qué experiencias como sacerdote te han dejado más impactado?

Adolfo Ariza: Las experiencias vividas en el sigilo del sacramento de la confesión.

 

P: ¿Cuál consideras que es la tarea más difícil para un sacerdote?

Adolfo Ariza: No hay tarea difícil desde la confianza en Cristo. “Un sacerdote pobre es todopoderoso”, decía el Santo Cura de Ars.

 

P: ¿Y la más fácil?

Adolfo Ariza: Sembrar y esperar a que el Señor haga fructificar.

 

P: Estás al frente del Instituto de Ciencias Religiosas “Beata Victoria Díez”, ¿qué supone estudiar Ciencias Religiosas? ¿Qué perfil de personas se matriculan?

Adolfo Ariza: Estudiar Ciencias Religiosas supone crecer en la capacidad de asombro ante la belleza, la fuerza y la significatividad de nuestra fe. Hombres y mujeres de nuestra diócesis –de parroquias y movimientos, de todas las edades y diferentes profesiones- que quieren profundizar en la fe para poder dar razón de la misma.

 

P: Como Delegado diocesano de Catequesis, ¿qué debe tener presente en todo momento un catequista que ofrece formación a niños, jóvenes y adultos?

Adolfo Ariza: Aquello que el mismísimo San Juan Pablo II decía: “En el centro de la catequesis encontramos esencialmente una Persona, la de Jesús de Nazaret […] catequizar es descubrir en la Persona de Cristo el designio eterno de Dios…”.

 

 

Nombre completo: Adolfo Ariza Ariza

Edad: 39 años

Lugar de nacimiento: Almedinilla

Un recuerdo de tu niñez: Ir a los toros con mi padre.

Define tus años en el seminario: Como los más maravillosos de mi vida.

Tu comida favorita: Las lentejas de mi madre.

Tus aficiones: El arte de Cúchares.

Gustos: La lectura.

Tu mejor amigo: Antonio Tejero Díaz, párroco de San Miguel de Villanueva de Córdoba.

Tu cura: Don Enrique Díaz y Don Gaspar Bustos.

Un deseo: ¡Qué todo el mundo conozca que el Inmaculado Corazón de María triunfará!

Rezas por… La parroquia de Almodóvar del Río especialmente.