Mons. Juan José Asenjo predicó en el octavo día de la novena a Ntra. Sra. de Araceli

Los feligreses de Lucena, congregados en la parroquia de San Mateo, recibieron la visita de Mons. Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla, que quiso estar presente en el octavo día de la novena a María Stma. De Araceli.

Allí presidió la Eucaristía en la festividad de San Matías, junto a varios sacerdotes de la localidad y de la diócesis de Málaga, así como el Vicario Episcopal de la Campiña, Jesús Poyato Varo.

La Virgen, después del besamanos celebrado en la jornada anterior, vestía su terno rosa del Cincuentenario, y como es costumbre, acompañó la solemnidad con sus cantos la Coral Lucentina que interpretó la Primera Misa Pontifical de Perossi.

En la homilía, el Arzobispo de Sevilla hizo una llamada a profundizar en la fe por encima de los sentimientos más superficiales que a poco o nada comprometen. Asimismo, exhortó a los hermanos de la Archicofradía a llevar su fe y manifestarla públicamente en cualquier foro social o laboral, en la cultura, en la política, en el servicio de la función pública y en la vida diaria, para combatir lo que llamó la "religiosidad vergonzante", que a veces hace a los católicos caer en la idea de reducir la fe al ámbito privado.

Por otro lado, el prelado pidió la intercesión de la Virgen para llevar a cabo la Nueva Evangelización e invitó a todos los presentes a formarse para ser luz en esta sociedad y se dirigió a los asistentes para que lo tengan presente en sus oraciones.