Misa en honor a la Virgen de los Dolores

El templo conventual de San Jacinto ha acogido hoy a cientos de devotos que se han acercado a venerar a la popular Virgen de Los Dolores.

Mons. Demetrio Fernández ha presidido la Misa en honor a la Virgen que ha tenido lugar a las 11 de la mañana y a la que han asistido los miembros de la Hermandad de los Dolores, la comunidad de religiosas de la Consolación, y una multitud de fieles.

Esta celebración se presenta como el anuncio de la Semana Santa en Córdoba que pone a los cristianos en camino y los acerca a María Santísima, según ha afirmado el Sr. Obispo. Asimismo, citando las palabras del Evangelio “hijo ahí tienes a tu madre, madre ahí tienes a tu hijo”, D. Demetrio ha señalado que la imagen de la Virgen de los Dolores debe evocarnos la cercanía y la protección de nuestra Madre.

Por otro lado, ha recordado que “las imágenes son un gesto de amor y un vehículo de comunicación” que permiten una relación directa con la Virgen María y en concreto, la Virgen de los Dolores “con su mirada silenciosa y atenta nos transmite esa preocupación de querer aliviar el sufrimiento y el dolor de los fieles”. De otro modo, ha indicado que la lección principal que nos enseña la Virgen de los Dolores es a “salir al encuentro de los demás y a olvidarse de sí mismos para atender a tantos necesitados” y a los que “se han olvidado de Dios”.