Misa de Réquiem en la Catedral

La obra de Mozart fue interpretada por la Orquesta de Córdoba y el coro de Ópera Cajasur.

El día 2 de noviembre, en la conmemoración de todos los fieles difuntos se celebró la solemne Misa de Réquiem de Mozart en un marco incomparable, la Catedral de Córdoba que se encuentra celebrando su 775 aniversario de consagración. Una fecha que a su vez coincide con el 30 aniversario de la concesión del título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La ceremonia eucarística estuvo presidida por el Obispo de Córdoba, don Demetrio Fernández, y contó con la participación de la Orquesta de Córdoba y el Coro de Ópera Cajasur. También asistieron numerosas autoridades civiles que han hecho posible esta celebración.

Respecto a la misa de difuntos, don Demetrio explicó que “Cristo ha vencido a la muerte y nos ha hecho partícipes de su victoria”. Asimismo, afirmó que está “música sinfónica expresa una fe en la que hemos sido bautizados”. También señaló que la colecta iba destinada a Cáritas “porque sería mentira nuestra fe en Cristo y en la resurrección y en la vida eterna si esa fe no se traduce en obras de amor y de caridad a nuestros hermanos.