Misa de clausura del Congreso Internacional de San Juan de Ávila

El Nuncio de Su Santidad, Mons. Renzo Fratini, ha presidido esta mañana en la Catedral, la Eucaristía con la que finaliza uno de los actos más importantes del Año Jubilar Avilista.

El Congreso Internacional de San Juan de Ávila se ha clausurado con la celebración de la Eucaristía en la Catedral, presidida por el Nuncio del Papa en España, Mons. Renzo Fratini, y concelebrada por el Obispo de San Cristóbal, Mons. Mario del Valle; el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández; y el clero diocesano.

En su homilía, el Nuncio ha agradecido la invitación del Obispo de Córdoba “como signo de comunión con el Papa Francisco” y ha expresado su satisfacción por el doctorado de San Juan de Ávila como un gran don para la Iglesia.

Asimismo, haciendo referencia a la Palabra que se ha proclamado ha afirmado que para San Juan de Ávila se traduce en el “convencimiento de que jamás se debe desfallecer en la confianza del amor de Dios”. También ha exhortado a los sacerdotes a “seguir el ejemplo del celo apostólico de San Juan de Ávila”. Y ha continuado comentando otro de los aspectos importantes que deben aprender del Maestro: “que el deber de ser santo emana del cuerpo eucarístico y que la caridad del sacerdote se expresa en el ejercicio pastoral”.