Misa de apertura del Año Jubilar Aracelitano

Mons. Demetrio Fernández procedía el pasado sábado, 21 de abril, a la apertura del Año Jubilar Aracelitano con la celebración de Santa Misa.

Cientos de fieles se congregaron en la explanada de la Sierra de Aras, junto al Santuario de la Virgen de Araceli, para asistir a la celebración Eucarística con la que se inauguraba el Año Jubilar Aracelitano. Una celebración que fue presidida por el Obispo de la ciudad, Mons. Demetrio Fernández, y concelebrada por el Vicario de la Campiña y Capellán de la Archicofradía, Jesús Poyato Varo.

Asimismo, estuvieron presentes en la ceremonia miembros de la Corporación Municipal; el Presidente de la Agrupación de Cofradías, Antonio Díaz Serrano; numerosos Hermanos Mayores de las cofradías lucentinas, así como miembros de la Obra Pía de María Santísima de Araceli y representantes de los cuerpos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. El acompañamiento musical corrió a cargo del Coro de la Cofradía de la Aurora de Lucena.

La celebración comenzó con la intervención de Jesús Poyato, quien leyó el rescripto pontificio que decreta el Año Jubilar y seguidamente, explicó las fechas y lugares donde se podrán lucrar las indulgencias que el jubileo permite y su significado.

Por su parte, el Sr. Obispo expuso en su homilía que la Iglesia nos invita a la alegría en un año de muchos dones por parte de Dios y así se espera que lo sea para Lucena, para todo el campo andaluz y para la Diócesis de Córdoba.

Previamente a la Eucaristía, el Hermano Mayor de la Archicofradía, Antonio Crespillo Guardeño, se dirigió a los presentes para explicar el simbolismo del acto de apertura, afirmando que "es una invitación a adentrarse en un año de gracia en torno a la Virgen de Araceli".