Misa de apertura de curso de los Centros de cultura popular y promoción de la mujer

Don Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, presidió el 6 de noviembre la celebración de la eucaristía en la Catedral con casi 500 mujeres asociadas a los llamados Centros de cultura popular y promoción de la mujer.

Hay 15 centros repartidos por la ciudad y en la provincia 3 centros más, en Peñarroya, Pozoblanco y Cañete de las Torres; en total en el año 2011, contaban con la cifra de 1117 mujeres apuntadas. Según nos informa, Fina Bernier, la Presidenta y coordinadora de los mismos, “su origen lo encontramos en la Acción Católica, nacieron de las mujeres que formaban parte de ésta, y aunque ya no pertenecemos a esta organización mantenemos nuestra identidad católica”. Bernier nos explica sus fines: “tratamos de llevar a la mujer una formación integral, múltiples talleres, formación básica o específica, lugares de ocio y de encuentro, cada año se fija un objetivo que sirva de motor de todas las actividades, este año lo hemos titulado Tejer redes solidarias”.

El Obispo, en sus múltiples visitas a los barrios y parroquias, ha tenido la oportunidad de visitar algunos de los locales de estos centros de la mujer, y ayer en su homilía les prometió ir “visitándolos poco a poco todos y cada uno de ellos”. Les recordó la importancia que juega la mujer en la sociedad y alabó su dedicación y trabajo en sus familias, en sus barrios y en estos centros que frecuentan.

Ante unas naves catedralicias repletas de mujeres, don Demetrio les invitó en su homilía a poner los ojos en la Virgen María, “mujer trabajadora, sencilla y humilde como vosotras”, y les aseguró “que si hoy viviera María seguramente estaría participando en uno de vuestros centros”.