Martes y trece en Villafranca de Córdoba

La ermita de la Virgen de los Remedios Coronada de Villafranca permaneció abierta el pasado martes, día 13, durante todo el día para poder atender a la multitud de devotos que los martes y trece visitan la ermita.

Está extendida entre los visitantes la costumbre de encender una vela y pedir tres deseos para que uno de ellos se cumpla todos los martes y trece del año, en la ermita de Virgen de los Remedios Coronada de Villafranca.
Fueron encendidas en acción de ofrendas más de quinientos velones. Detrás de cada llama existía un deseo y un atisbo de esperanza, una ilusión y una muestra de fe.
Por la tarde, se ofició la Santa Misa presidida por el párroco, Manuel Roldán, a la que asistieron una gran afluencia de fieles, quiénes confirmaron la devoción que tanto villafranqueños, carpeños, alcoleanos, cordobeses y de otros pueblos más lejanos, le profesan a María Santísima de los Remedios. Asimismo, la imagen se bajó del altar para que los visitantes pudieran venerarla.
Antonio Porras Castro