Martes Santo

Sentido del Día

El Martes Santo en los últimos años en nuestra diócesis viene estando marcado por la celebración de la Misa Crismal en la cercanía del Jueves Santo. No es que la Semana Santa tenga “dos días sacerdotales”: Martes y Jueves Santos. Santos son todos los días y sacerdotales también, porque somos sacerdotes, profetas y reyes por el Bautismo. La bendición de los óleos y la consagración del crisma que nos constituye en pueblo sacerdotal nos recuerdan nuestra condición de cristianos. Ser cristianos es lo más grande. Si no se fuera cristiano no se podría ser sacerdote, ciertamente. Este Martes Santo el evangelio nos narra una escena preciosa: el entusiasmo de los doce en momentos decisivos para Jesús; en alguno el entusiasmo fue pasajero. ¡Entusiasmaos con Cristo! que seáis siempre aunque como Pedro, el primero en fallar y el primero en ser fieles. Oremos por el entusiasmo de la JMJ. Que dure, que dure…