“Comparte lo más hondo de tu corazón”

La Asamblea Diocesana de Manos Unidas tuvo lugar el pasado 10 de noviembre en la parroquia Nuestra Señora de la Consolación

Una eucaristía presidida por monseñor Demetrio Fernández y concelebrada por Agustín Moreno, consiliario de Manos Unidas, dio comienzo a la asamblea diocesana de Manos Unidas. Durante la homilía el prelado aseguraba que “nos tenemos que hacer sensibles a esta injusticia mundial, tenemos que ser más justos y más solidarios”. Agradeció el trabajo que se realiza desde Manos Unidas, el papel de los delegados parroquiales y del consiliario, y los animó a seguir adelante. Monseñor Demetrio Fernández recordó que Manos Unidas “despierta la conciencia moviendo el corazón con el amor de Jesucristo” y que la organización, al igual que todas las de la Iglesia, tiene como principal objetivo la evangelización.

Terminada la eucaristía cada departamento presentó su situación con resultados del año anterior y se trataron temas de interés general para los voluntarios de las parroquias. Por último, se celebró una mesa redonda  con el título “Setenta años de Manos Unidas en Córdoba”.

Como novedad en esta ocasión y coincidiendo con el sesenta aniversario del nacimiento de Manos Unidas, contaron con la presencia de personas que arrancaron con la iniciativa en Córdoba, tanto en la ciudad como en la provincia. Según informó Aurora Toscano, presidenta de Manos Unidas, la próxima campaña se centrará, con motivo de esta efeméride, en “la figura de la mujer”, a la que durante estos años se han destinado tantos proyectos de desarrollo.