Lunes Santo

Sentido del Día

La cena en Betania. ¡Qué escena cargada de ternura! La casa de Betania. La del amigo, de los amigos. La casa donde Jesús se refugiaba como el que busca lo que en la vida diaria no encuentras y lo buscas porque lo necesitas: un paréntesis de descanso junto a alguien que te quiere y te acompaña en toda sazón. Valorar la amistad en estos tiempos es tarea de sabios. Valorar la amistad y la hospitalidad es tarea de cristianos. Ser huéspedes nos enseña a ser anfitriones. En Betania Jesús es el huésped. ¡Él es el anfitrión “per se et non per alius”! Este Lunes Santo vivamos la hospitalidad. Practiquemos la hospitalidad. Miles de jóvenes vienen a nuestra diócesis a compartir la JMJ. En ellos recibimos a Jesús como sus amigos en Betania. “Ven siéntate a mi mesa” “Estás en tu casa”. Bienvenidos.