Los profesores de Religión de la diócesis de Córdoba reciben la Missio Canónica para el nuevo curso

El profesorado de Religión de la diócesis se ha reunido hoy, en la Catedral, para participar en una Misa presidida por el Obispo de la ciudad, Mons. Demetrio Fernández, celebrada con ocasión de la entrega de la Missio canónica para el nuevo curso.

Junto al Obispo, ha concelebrado en esta Eucaristía el Obispo de Mondoñedo-Ferrol, Mons. Manuel Sánchez y el Vicario General de la Diócesis, Francisco J. Orozco.
En su homilía, el Obispo de Córdoba ha comentado la tarea que realizan los profesores en nombre y por mandato de la Iglesia, recordando que a veces no es fácil llevarla a cabo en un ambiente tan laicista como el que nos rodea. "El Obispo estima y agradece mucho vuestro trabajo, y os anima a seguir adelante con él porque es una labor preciosa y de una trascendencia enorme", ha señalado. En este sentido, también ha manifestado que "la clase de religión en la escuela pública encuentra dificultades", por eso ha alentado a los docentes a seguir siendo trasmisores de la fe.
Centrándose en la fe, ha explicado la oportunidad que brinda el Año de la Fe convocado por el Santo Padre Benedicto XVI, y que comenzará el próximo 11 de octubre, invitando “a profundizar primero en nuestra propia fe y luego, transmitírsela a los alumnos”. "Recordad que la fe no es simplemente una emoción, sino que es Jesucristo que nos propone un camino y nos abre un horizonte; un hecho que está recogido magistralmente en el Catecismo de la Iglesia Católica, del que debemos estar atentos especialmente este año", ha subrayado.
Tras disertar sobre la figura de San Juan de Ávila como futuro Doctor de la Iglesia Universal, Mons. Demetrio Fernández ha animado a los profesores a potenciar su formación y a enseñarles a los niños quién es este personaje.
Después de la Eucaristía, se han dirigido al Palacio Episcopal, donde ha tenido lugar el acto académico presidido por el Sr. Obispo y una conferencia a cargo del Obispo de Mondoñedo-Ferrol, Doctor en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.