“No nos quedemos en la forma, vayamos al fondo”

El Obispo de Córdoba ofició el pasado sábado en la Catedral la santa misa en Rito Romano extraordinario, en el décimo aniversario de su regulación.

Cargando reproductor...

El Obispo de Córdoba presidió la eucaristía oficiada en rito extraordinario este sábado en la Catedral a petición de la Comisión Misa Tradicional de Andalucía que está compuesta por fieles  participantes habituales en el rito ordinario y que de esta manera muestran sensibilidad ante este modo de celebración regulada hace diez años por el Papa Benedicto XVI. La efemérides ha querido ser celebraba con una eucaristía en la Catedral, aunque cada domingo en el Convento de Santa Ana de Córdoba tiene lugar la eucaristía por el rito extraordinario.

El Obispo de Córdoba, que tras cuarenta y dos años de ordenación sacerdotal ha celebrado misa por el rito tradicional en tres ocasiones, celebra misa en Córdoba por el rito mozárabe en memoria de los mártires y el resto del año litúrgico lo hace en rito ordinario, emanado del Concilio Vaticano Segundo.

Monseñor Demetrio Fernández, tras dar la bienvenida a los fieles a esta celebración en la Catedral, durante la homilía invitó a todos los asistentes a que "no nos quedemos en la forma, vayamos al fondo. No nos quedemos en el Rito y en las ceremonias, vayamos al contenido".  El Obispo, tras indicar que la “la reforma de la liturgia es irreversible”, recordando las palabras del Papa Francisco hace pocas semanas, manifestó que "en cualquiera de los Ritos aprobados por la Iglesia, el misterio siempre es el mismo: Jesucristo, que viene realmente al Altar y nos invita a adorarlo".

En el siguiente enlace se puede leer la homilía completa de Mons. Demetrio Fernández:  Homilia Rito Romano extraordinario.