Los Obispos del Sur expresan la cercanía y colaboración de la Iglesia con los afectados por las inundaciones de Málaga y Sevilla

Durante la Asamblea Ordinaria, celebrada en la Casa de Espiritualidad de San Antonio de Córdoba, los Obispos han querido manifestar “su dolor ante el sufrimiento que la catástrofe natural ha provocado en tantas familias andaluzas, especialmente en las provincias de Málaga y Sevilla”

También han querido expresar su pésame a la familia del bombero José Gil, fallecido mientras intentaba ayudar a personas gravemente afectadas por las inundaciones. Han ofrecido la eucaristía por él y se han unido en oración para que el Señor le conceda el eterno descanso de su alma.

En estos momentos de sufrimiento, han querido manifestar “la cercanía y la colaboración de la Iglesia Católica en Andalucía con las Diócesis afectadas”, y también han tenido un recuerdo especial para sacerdotes, feligreses y voluntarios de las Cáritas parroquiales afectadas, así como todas aquellas personas de buena voluntad.

El comunicado anima a todos a seguir prestando su servicio “para paliar el sufrimiento de tantos afectados”.