Los excluidos, objetivo prioritario permanente de la Inmaculada y San Alberto Magno

El grupo “Camino de Dios con sus pobres” reparte más de 16.000 kilos de alimentos al año.

inmaculadaLa actual crisis económica afecta también a los vecinos que viven dentro del espacio geográfico parroquial de la Inmaculada y San Alberto Magno.
El grupo “Camino de Dios con sus pobres”, en el que están integrados los miembros de “Cáritas Parroquial”, creó, en el inicio de la crisis, un “Banco de alimentos”, que reparte más de 16.000 kilos de al año, entre 150 familias necesitadas de la parroquia. La mayor parte de las aportaciones son hechas por los feligreses en una procesión ininterrumpida de solidaridad con los más necesitados.
Además de esta acción de tipo asistencial, la parroquia desarrolla otras actividades de promoción de las personas excluidas, entre otras: cursos de integración social, en colaboración con la HOAC; cursos de alfabetización, de formación de auxiliares en domicilios, de idiomas, en colaboración con “Córdoba Acoge; y, además, dos colectas de sangre anuales, ingresos de ancianos en residencias, atención a enfermos.
Por último, la parroquia ha entregado a Cáritas Diocesana la cantidad de 13.585 euros con destino a los damnificados de Haití.