Los cordobeses rinden culto a la Virgen de la Salud

La celebración eucarística tuvo lugar el día de su fiesta, el 25 de mayo, en la pequeña ermita junto al cementerio

La Asociación de caballeros y damas Virgen de la Salud celebró el martes la misa en honor a la Virgen de la Salud en su día grande. En esta ocasión, fue oficiada por el canónigo arcediano de la Santa Iglesia Catedral, Fernando Cruz-Conde, en la ermita situada junto al cementerio de la Salud, donde se guarda esta pequeña Virgen a la que cada año se le rinde culto en torno al 25 de mayo.

Cuenta la historia sobre esta imagen que, en 1665, Simón de Toro encontró un brocal de un pozo mientras araban en un haza junto a la Puerta de Sevilla, en el que hallaron una pequeña imagen. Debido a este hecho, los vecinos de la zona comenzaron a ver en el agua de este pozo poderes curativos, por lo que la imagen tomó el nombre de la Salud.

Posteriormente, la escultura fue trasladada a la capilla de la Orden Tercera de San Francisco en San Pedro el Real. Pero la gran devoción a la Virgen y la aportación de sus bienhechores propició la construcción de una ermita, junto a su lugar de aparición, a la que se trasladaría en 1673.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES